Con un simulacro de evacuación y atención de emergencias, los habitantes de las veredas Arrayán y El Dindal y el Consejo Municipal de Gestión del Riesgo del municipio de Aipe (Huila), probaron el funcionamiento del Sistema de Alertas Tempranas del Río Baché, que establece qué hacer y cómo actuar al momento de presentarse una avalancha sobre la fuente hídrica.
El subintendente Deyner González Aldana, bombero voluntario de Aipe señaló que con estos simulacros se avanza en la gestión de riesgo en el municipio y se beneficiará a la población, porque permite que se actúe de manera oportuna ante una situación de avalancha por el río Baché. “Nos podemos anticipar a este tipo de eventos y con ellos minimizar cualquier posibilidad de riesgo”, puntualizó.
Durante la jornada, que contó con el apoyo de Ecopetrol, participó la comunidad que ya había recibido capacitaciones sobre prevención y atención de emergencias. Los pobladores estuvieron muy atentos a las indicaciones hechas por los organismos de socorro y pusieron en práctica sus conocimientos sobre qué deben hacer en caso de una emergencia.
Ruth Bonilla, habitante de la vereda Arrayán, afirmó que contar con este sistema de alarma les permite estar enterados de cualquier emergencia que pueda suceder. “Nos puede evitar muchas emergencias y catástrofes”, explicó.
Además de la preparación de la comunidad, el nivel del río Baché es monitoreado de manera constante a través de un sensor y un equipo de sistema radial de comunicación digital debido a que, históricamente, este afluente hídrico ha causado varias emergencias de gran magnitud.
La aplicación del sistema de alertas tempranas hace parte del programa de educación comunitaria en prevención y atención de desastres cuya inversión ha sido de $638 millones en el 2015. Esta iniciativa cuenta con el apoyo de Ecopetrol, la Gobernación del Huila, la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena y la Cruz Roja.


Fecha: