El Mandatario en la ceremonia de ascenso de 177 subtenientes del Ejército Nacional afirmó que quienes no se reintegraron a la sociedad conocerán la contundencia de las mejores Fuerzas Armadas de la historia.

Bogotá (SIG).
El Presidente Juan Manuel Santos afirmó que al general Alberto José Mejía Ferro, designado comandante general de las Fuerzas Militares, y al general Ricardo Gómez Nieto, quien irá a la Comandancia del Ejército, “les tocará ahora defender la paz”.
Defender la paz quiere decir, continuó el Mandatario, que “quienes no quisieron reintegrarse o siguen delinquiendo sabrán de la efectividad de las mejores fuerzas que hemos tenido en la historia”.
“Contra ellos vamos a dirigir toda la contundencia de nuestras Fuerzas Armadas”, afirmó el Jefe del Estado durante la ceremonia de ascenso de 177 subtenientes en la Escuela Militar de Cadetes José María Córdoba.
El Mandatario señaló que a los generales Mejía, desde la Comandancia de las Fuerzas Militares, y Gómez, al frente del Ejército, “les corresponderá continuar ese proceso de transformación”.
Recordó que la contundencia de la Fuerza Pública “nos permitió llegar a la paz. Negociar desde una posición de fuerza”.
Así mismo, el Presidente elogió las condiciones académicas y militares del general Mejía Ferro.
“Fue primer puesto en el curso de Rangers, fue Director de la Escuela de Lanceros, fue Comandante del Comando Conjunto de Operaciones Especiales (Cecoes). Es un oficial que combina, muy bien, su disciplina, su estudio con su amor a la institución, a su patria y con su lealtad”, dijo.
El Jefe del Estado señaló, por último, que “pocos oficiales, como el general Mejía que conozco, y los conozco muy bien, se merecía llegar a la cima, a ser Comandante de las Fuerzas Militares”.