Unidades de la Quinta División del Ejército con apoyo de Policía Nacional logran asestar contundente golpe tras varios días de seguimiento al cabecilla ‘Loco Milciades’.

Redacción
Tras protagonizar diversas acciones delictivas para fortalecer el andamiaje financiero y las intenciones expansionistas del Grupo Armado Organizado residual Dagoberto Ramos, Milciades Olaya Yasno, conocido con el alias de ‘Loco Milciades’, señalado de ser el segundo cabecilla de la Red de Apoyo a Estructuras Residuales, RAER, se había convertido en uno de los hombres más buscado por las autoridades, quienes en un trabajo coordinado le dieron muerte durante un operativo.
En ese sentido, tropas del Batallón de Infantería N. 26 de la Novena Brigada, Inteligencia Militar del Ejército y la Sijin del Departamento de Policía Huila, llegaron hasta la vereda Río Negro del municipio de Íquira, zona de accionar delictivo de la Columna Móvil Dagoberto Ramos.
Alias ‘Loco Milciades’ era requerido por los delitos de homicidio agravado, fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego y municiones y extorsión, acciones punibles realizadas en sus más de seis años en la estructura armada ilegal.

Su accionar criminal inició como integrante de la Red de Apoyo al Terrorismo del extinto frente Sexto de las Farc, posteriormente se vinculó como Integrante de la RAER, de la Dagoberto Ramos, ejecutando diversas acciones en beneficio de la organización ilegal que lo llevaron a ser nombrado segundo cabecilla, siendo la más reciente, el secuestro de dos empleados de la empresa Interredes el pasado mes de febrero en Río Negro, Íquira; acción con fines extorsivos.

Este hombre que ya en el 2015 había sido capturado por el Ejército tras la flagrancia por porte ilegal de armas de fuego, sería el presunto responsable en diciembre de 2019 del homicidio del señor Jairo Ortiz y la agresión con disparos contra integrantes de la comunidad indígena CRIHU.
En el 2020 habría perpetrado, junto los alias Wilson y el Cortico, el homicidio de una mujer en el corregimiento Río Chiquito del municipio de Páez – Belálcazar en el departamento del Cauca.
En noviembre de 2020 tras realizar inteligencia delictiva, habría participado en el hostigamiento a la Fuerza Pública en Páez, Belálcazar, Cauca, hecho que dejó como saldo la muerte de un menor de 11 años perteneciente al resguardo indígena Chinas.


En diciembre de ese mismo año, se le señala de participar en el homicidio del señor Uriel Ortega, hechos registrados en el corregimiento Río Negro de Íquira, Huila.
Por su trayectoria delictiva, la muerte del ‘Loco Milciades’ afecta el sistema de apoyo de la estructura armada ilegal, desestabilizando la estrategia armada, política y financiera del GAOr en Huila y Cauca y por ende los planes de atentados contra la población civil, la Fuerza Pública y los activos estratégicos del Estado.
El resultado operacional también permea las intenciones de reorganización del Comando Coordinador de Oriente y sus planes de expansión territorial.
Por ultimo afecta el cumplimiento del plan estratégico armado (2019-2023) trazados por el mando central del GAOr-E1 de alias ‘Gentil Duarte’, estructura que toma como eje transversal y corredor de movilidad, el área general del suroccidente del Huila, buscando establecer comunicación entre las estructuras armadas del oriente (Meta – Guaviare – Vichada) con el sector occidental (Cauca – Valle del Cauca).
La acción interinstitucional seguirá trabajando para neutralizar cualquier amenaza que se cierne sobre el departamento del Huila y sus zonas limítrofes, siempre teniendo como aliada a la población civil que es solidaria con las acciones de su Fuerza Pública.


Fecha: