La protesta se origina por la regulación sobre el pago de seguridad social a conductores de taxis, establecida por el Gobierno Nacional.

De acuerdo con el Decreto 1047 de 2014 firmado por el presidente Juan Manuel Santos Calderón, “Los conductores de los equipos destinados al Servicio Público de Transporte Terrestre Automotor Individual de pasajeros en Vehículos Taxi, deberán estar afiliados como cotizantes al Sistema de Seguridad Social y no podrán operar sin que se encuentren activos en los sistemas de pensiones, salud y riesgos laborales”.
Así las cosas, respecto al anuncio de paro de taxistas en Neiva, el secretario de Movilidad Municipal dijo que está fuera de sus facultades determinar plazos para dicho pago.
“Cuando el Gobierno expide una ley hay que cumplirla y en el 2014 se definió la reglamentación sobre el pago de seguridad social para el gremio de transporte individual tipo taxi a nivel nacional. Uno entiende la situación económica del país pero no podemos desconocer la ley. La Administración viene respondiendo las solicitudes de este gremio frente a la ilegalidad”, declaró Jimmy Puentes Méndez, jefe de esta cartera.
El gremio de taxistas de la ciudad está exigiendo un plazo al Municipio para mejorar su situación económica y así pagar la seguridad social.
Según Puentes Méndez, se aproxima el vencimiento de la tarjeta de operación que es la que regula el funcionamiento de los taxis como servicio público en la ciudad. “Uno de los requisitos para renovarla es el pago de seguridad social a los conductores. Si no pagan, no se renovaría y no podrían trabajar”, aclaró.
Por el momento, dijo que hay algunas empresas cumpliendo con el Decreto 1047 de 2014 pero resaltó que “como ciudadanos debemos cumplir la ley que no es del Municipio sino del Gobierno a nivel nacional”.