La autoridad ambiental del Huila recomienda no consumir agua potencialmente contaminada por la degradación de peces muertos, no alimentarse de este tipo de peces, ni comercializarlos.

Como consecuencia de las lluvias atípicas que se han presentado en los últimos días y que han generado el aumento de caudales de las fuentes hídricas como río Frío en Rivera, río Frio en Campoalegre, río Neiva en Algeciras y Campoalegre, y en el río Las Ceibas en Neiva, La Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena CAM hizo un llamado a la ciudadanía para que empleen y acaten una serie de recomendaciones que permitan salvaguardar su integridad.
Entre las recomendaciones dirigidas a la comunidad están: No consumir agua potencialmente contaminada por la degradación de peces muertos, no acercarse a la zona de emergencia, ni alimentarse de peces muertos ni comercializarlos.
“Debido al aumento de los caudales con ocasión de las lluvias atípicas que se vienen registrando desde el mes de enero y que no han terminado, hacemos unas recomendaciones a la ciudadanía para que tengan en cuenta. Al aumentar los caudales de los ríos se ve afectada principalmente la fauna y por la cantidad de lodo que trae el agua se registra algún tipo de mortalidad de peces que ha reportado la comunidad. La recomendación principal es no consumir estos peces ni comercializarlos y que haya una disposición adecuada de mano de las autoridades ambientales y de salud de cada uno de los municipios”, expresó Carlos Andrés González Torres, subdirector de Regulación y Calidad Ambiental de la CAM.
La autoridad ambiental del Huila también recomienda a los habitantes no emplear, por cuenta propia, medidas de disposición final de peces muertos, sino por el contrario informar y esperar las indicaciones de las entidades competentes.
La Corporación señala que es importante que la comunidad manifieste si se registra algún problema de salud causado por la emergencia o desastre para que se informe a las autoridades de salud del departamento.
De igual manera, recomienda revisar minuciosamente viviendas, establecimientos comerciales y lugares donde se pueden esconderse roedores, serpientes y moscas, pues existe la posibilidad que aumente la presencia de vectores a causa de la mortandad. También recomienda cubrir los alimentos para evitar su contaminación.
“Se puede presentar la migración de insectos y reptiles a las viviendas aledañas a estos afluentes como alacranes y serpientes, por lo tanto hay que tener mucha precaución al revisar cada una de las casas y evitar inconvenientes por picaduras de estos animales que pueden causar malestares en la salud de los habitantes”, añadió González Torres.