De los enemigos, los indiferentes, los malos hijos, los tibios y otras yerbas.
Por Germán Castañeda*
Del recorrido que muchos hemos hecho buscando apoyos y gestionando acciones positivas para nuestra Universidad, pero muy especialmente a raíz de la actual crisis, quedan pasajes y anécdotas de instituciones y personas que no podemos pasar por alto.
Me refiero a como en ciertos casos, las decisiones y las expresiones no son siempre de respaldo, transparencia y solidaridad con tan preciada Institución o en favor de un balance positivo como se lo merece el alma mater.
Quiérase o no, a pesar de las dificultades y las fallas a su interior, no atribuibles siempre todas, a la comunidad académica, se ha logrado el benemérito objetivo de entregar al Huila un aporte educativo y cultural que ha logrado sacar a la región del ostracismo en que se encontraba hace unos años en materia, especialmente económica y social, así como a miles de jóvenes y a sus familias, los ha impulsado al éxito profesional, económico y social.
Todo esto para manifestar que, no entendemos posiciones y expresiones que no se compadecen para tratar de desconocer el inmenso aporte de la Usco.
La perversa obsesión de entregar la universidad a la politiquería y el clientelismo, hecho innegable de la mayoría de los miembros de Consejo Superior, donde hay egresados, con el direccionamiento perverso de la clase política, Villalba, Macías, Prada, la intervención del sector económico del cual esperábamos otro proceder objetivo, más cuando la selección de representante de ese sector, tiene la bendición de un hijo de la institución que ante los atropellos politiqueros, mira para otro lado, o se asocia con ellos, es el director Rincón de la Cámara de Comercio que hasta promueve competencia académica de otras universidades que no han traído nada especial a lo que puede brindar la nuestra.
La negación de donación al Consultorio Contable en el anterior Concejo municipal por ex concejales como Serrato, Escobar entre otros que, solo deben es gratitud al centro educativo, y sin embargo la niegan cuando más se necesita.
Que decir de un reciente editorial del Diario del Huila cuyo autor, ignorante y atrevido dice textualmente:»..la universidad Surcolombiana de hoy no pasa de ser una vieja llena de años,a la que la vida se le pasó sin dejar un legado de nada a nadie». No aclara tampoco que el mal de la Universidad se debe a la corruptela política.
Está posición, exige una aclaración o rectificación del periódico que de la mano ha crecido con la Usco y llamar la atención a este o está seudoperiodista que no parece ser del Huila. Pero ahí no termina todo, también es diciente la posición de La Nación que ha venido cubriendo la noticia de la crisis, resaltando a dos páginas y en portada, cuando los hechos son negativos, sin hacer énfasis en la culpabilidad de los políticos, pero no le da importancia a los éxitos académicos y culturales, a pesar inclusive de enviarles oportunamente la información.
Se sigue trabajando adicionalmente para que al interior del Alma Mater crezca en algunos pocos que aún no toman, la pertenencia y la responsabilidad de la defensa de la institución, de la cual adolecen varios miembros de la comunidad docente, estudiantil, administrativa, llamado igual a los egresados y a la misma comunidad del Huila, un decidido y claro aporte y vinculación del sector Empresarial, que a veces no parece entender el beneficio recibido.
Se trata de luchar por erradicar los malos manejos y los problemas que nos causa la intervención corrupta de políticos y sus enclaves, especialmente en el Superior, para lograr un manejo autónomo y democrático como lo ordena la Constitución.
Bien por los que se retiraron de la terna, aún falta el aporte de otros actores en este drama.

*Docente y colaborador Consultorio Empresarial y Contable Usco.


Fecha: