Dr. Antonio Germán Castañeda Hernández*
La vida de Arismendi Mora Perdomo se convierte en adelante en un ejemplo único y nos obliga darle un lugar privilegiado en la historia política, social y comunitaria del Huila, por su gran aporte a la dirección política y al liderazgo en favor de los más necesitados y gentes humildes de nuestra región.
Hijo ilustre del Huila que acaba de dejarnos, y quien se destacó por una histórica labor de dirigente político, comunitario y social, nació el 18 de marzo del año 1941 en el municipio de Aipe, desde donde se proyectó como futuro líder, se formó profesionalmente en la ciudad de Bogotá con esfuerzo propio en la Escuela Superior de Administración Pública que brindaba facilidades y apoyo a personas de pocos recursos, obteniendo el título de Administrador Publico y Licenciado en Ciencias Políticas y Administrativas, formó su hogar con María Judith Duque y fueron acompañados por sus dos hijos Arismendi Javier y Natalia hoy distinguidos profesionales y miembros de nuestra sociedad.
Se ha ido un gran Huilense, ciudadano integro, político decente y ejemplar como muy pocos, ciudadano honesto y respetuoso enamorado de las causas populares y defensor de los más humildes que dejó una huella verdadera de solidaridad y amor por los más pobres y desafortunados, no perteneció a ninguna casta dominante económica, ni socialmente y se dedicó toda su vida a solventar problemáticas sociales y económicas en diferentes sectores de la ciudad de Neiva, como los problemas de vivienda de los habitantes del sur de la ciudad en los sesenta cuando siendo personero, dio respuesta a gran número de ciudadanos y les tramitó, como no lo había hecho antes ningún político, solución a los problemas de vivienda en los llamados barrios del sur en donde, para testimonio de la historia, los mismos beneficiados le pusieron su nombre a una de los barrios más populares de nuestra capital y le brindaron por el resto de sus días el apoyo personal y político.
No solo realizó esta altruista obra, sino que durante su alcaldía gestionó ante el presidente Misael Pastrana también hijo del Huila, la construcción de la avenida La Toma que le cambió ostensiblemente la imagen a la ciudad y hoy es motivo de orgullo para quienes aquí habitamos, así también la intervención para tener el reconocido monumento a la Gaitana del famoso artista Rodrigo Arenas Betancourt, en uno de los sitios más visitados por propios y extraños, también apoyó otros proyectos como el parque del Amor, el parque Santander, higienización del Río del Oro. Estuvo vinculado como directivo en diferentes empresas del departamento, como Quinza, Idehuila, la Lotería del Huila, Planeación Departamental, la Hidroeléctrica de Betania, altos cargos en el Ministerio de Agricultura, entre otros.
También llegó a la diputación en la Asamblea del Huila y concejal de Neiva y de su pueblo natal, Aipe, terminando su vida pública como Senador en formula con el ilustre y heroico hijo del Huila Rodrigo Lara Bonilla, los dos venían proyectando una mejor posición nacional de nuestra región y precisamente en tal función gestionó la llegada al Huila de la Escuela Superior de Administración Pública en el año de 1983.
Arismendi Mora integró el grupo de dirigentes nacionales que crearon el Nuevo Liberalismo dirigido por Luis Carlos Galán, iban camino a dejar huellas de cambio político, social y económico en Colombia, sino hubiera sido por los infames crímenes de Galán y del mismo Rodrigo Lara.
Así podemos ver esa ejecutoria de gran líder, que nos legó un inmenso ejemplo de cómo servir a los demás, especialmente a los más humildes y desprotegidos, sin atentar contra los recursos del erario público, y respetando las necesidades de un pueblo y la dimensión de sus problemas; siempre será paradigma y ejemplo para las generaciones futuras.
*Ex Director DIAN y EX Secretario de Hacienda.
Docente Universitario


Fecha: