A la par con las nuevas estrategias de los narcotraficantes, la unidad militar se capacita y entrena para ponerla al descubierto y neutralizar este delito.

La presencia en las carreteras, el entrenamiento permanente para realizar inspecciones pormenorizadas y para analizar comportamientos humanos, han resultado ser herramientas efectivas para ganarle la lucha al fenómeno del narcotráfico. Así lo reflejan los resultados obtenidos por Héroes Multimisión del Batallón Especial Energético y Vial No. 12 en un trabajo articulado con el CTI y efectivos del Departamento de Policía Huila.
En una primera acción, una llamada telefónica alertó a los soldados que intensificaron los controles, logrando, en el sector conocido como Llano de la Virgen del municipio de Altamira, vía que conduce al municipio de Tarqui, requerir un vehículo campero, línea Vitara e iniciar el registro. De nuevo, el estupefaciente venía ocultó en las llantas del vehículo, siendo esta la más reciente estrategia de las bandas de narcotraficantes.
Las cuatro llantas venían cargadas con un total de 118 kilos de pasta base de coca, narcótico que puesto en Villavicencio tendría un valor de 600 millones de pesos. Estupefaciente, vehículo y las dos personas capturadas en flagrancia e identificadas como Lucho Amelio Mora Vega y Edgar Manuel Mora Novoa, fueron puestos a disposición de la autoridad competente.
Simultáneamente, en la inspección Río Loro, jurisdicción del municipio de Gigante, vía Neiva – Garzón, fue capturado con 249 gramos de Pasta Base de Coca, el sujeto Óscar Quilcué Meneses de 26 años de edad, a quien de inmediato le fueron dados a conocer sus derechos, quedando a disposición de la justicia para el proceso judicial.
Resultados que ratifican el compromiso de los soldados con la salud pública, la seguridad y el bienestar del activo más importante del país: su gente.