El primer producto no turístico con la denominación de la marca ‘Huila, un paraíso por descubrir’ fue presentado al gobernador Carlos Julio González Villa por parte de directivas del Sena en el Huila, que lo desarrolló con el concurso de la Gobernación y cultivadores.
Se trata de chocolate de confitería de alta calidad desarrollado por aprendices e instructores del Centro de Formación La Angostura, la Oficina de Competitividad del Departamento y la Red de Asociaciones de Productores de Cacao del Huila, Aprocahuila.
Para conocer de cerca no sólo el proceso de elaboración de este producto, sino para respaldar la unión de productores, academia e institucionalidad, y materializar proyectos agroindustriales, González Villa recorrió las instalaciones del Sena La Angostura, ubicado sobre la carretera que conecta a los municipios de Campoalegre y Hobo.
“Esta alianza nos va a permitir colocar en el mercado productos transformados; ya no simplemente vender materias primas, sino, darles valor agregado a todos estos productos agrícolas que generamos de excelente calidad”, destacó.
En este proyecto el Sena ha aportado toda su infraestructura técnica y tecnológica, el equipo de instructores y de profesionales en las áreas de alimentos, transformación agroindustrial y manipulación de alimentos, lo que ha permitido que se haya dado a conocer el prototipo inicial.
Por su parte, la Gobernación, a través de la Oficina de Competitividad del Departamento, ha desarrollado el diseño del empaque, la marca y procurado el afianzamiento de los estándares de calidad que exige la industria chocolatera internacional.
El producto, hecho con el cacao de más alta calidad producido en el departamento, tiene una presentación en caja de madera -pino-, en cuyo interior reposan bombones de chocolate rellenos con esencias de maracuyá o cholupa, entre otras pasifloras presentes y nativas en el territorio huilense. La tapa tiene una contramarca en bajo relieve con el logo de la marca ‘Huila, un paraíso por descubrir’.
Aunque es un prototipo, la producción de este chocolate fino, incluirá al menos seis clases diferentes, todas previstas para ingresar al segmento de los mercados internacionales, donde se adelanta la fase de mercadeo; no obstante, se espera que en poco tiempo inicie en los almacenes de cadena nacionales.