Es notorio el deterioro del desempeño logístico de Colombia. Para Sandra Chacón, directora del Programa de Administración en Logística y Producción de la Universidad del Rosario, la caída del país en su capacidad logística no solo es evidente sino preocupante. En el Índice de Desempeño Logístico del Banco Mundial 2017, Colombia solo supera a Paraguay, Nicaragua, Guatemala, Honduras, Haití y Bolivia.

Bogotá El deterioro de Colombia en su desempeño logístico no solo es evidente sino preocupante. El país continuó retrocediendo en el ranking Latinoamericano, al pasar de la posición 10 a la 13 entre 2016 y 2017, según Sandra Milena Chacón, directora del Programa de Administración en Logística y Producción de la Universidad del Rosario.
Al citar datos del Índice de Desempeño Logístico del Banco Mundial 2017, la académica explicó que de las 18 naciones de América Latina que mide el informe, Colombia solo supera a Paraguay, Nicaragua, Guatemala, Honduras, Haití y Bolivia.
Para Chacón, experta en temas logísticos, el país no ha visto avances significativos en los últimos 9 años en su desempeño logístico. Por ejemplo, Colombia ocupó el puesto 94 entre 160 países en 2016 y el 82 entre 150 en el 2017, lo que denota los retos que tienen el Gobierno y los empresarios en este campo.
Además de los temas de infraestructura, el bajo desempeño logístico del país se explica por cuatro factores: la eficiencia y eficacia de las aduanas, en donde Colombia ocupó el puesto 129; la baja capacidad de los envíos de llegar a su destino a tiempo (puesto 103); la falta de seguimiento y localización de las mercancías (puesto 96) y la calidad de los servicios logísticos (puesto 81).
Estas posiciones se deben en gran parte a la falta de competitividad en el sector de transporte de carga, a la poca eficiencia logística y a la incorrecta planeación al interior de las organizaciones, que no permiten implementar adecuadas estrategias que generen valor agregado, señaló la directora del Programa de Administración en Logística y Producción de la Universidad del Rosario.
La logística se convierte en un factor fundamental para competir tanto en los mercados nacionales como en los internacionales. Por ende el buen manejo de variables como infraestructura, calidad en los servicios de transporte, eficiencia y eficacia en aduanas y puertos, capacidad de seguimiento y localización de mercancías, entre otros, permitirá optimizar los tiempos y costos de transporte, de almacenamiento y de distribución desde la fase de suministro hasta el consumidor final en beneficio de la competitividad del país.
Para la académica, Colombia deberá realizar esfuerzos grandes para mejorar no solo en aquellos aspectos relacionados con infraestructura, aduana, envíos, localización y seguimiento de mercancía, entre otros; debe canalizar todos sus esfuerzos para que el sector empresarial mejore al interior de la organización procesos de optimización, planeación, abastecimiento, inventarios y distribución física internacional, entre otros.
foto
http://www.transvicargo.com.co