Freddy Armando Valencia se diferencia de los demás asesinos en serie del país, según Esteban Cruz, profesor de la Universidad del Rosario e investigador del fenómeno del asesinato serial. Para el docente es muy probable que existan al menos dos asesinos en serie activos en Colombia.

El caso del ‘Monstruo de Monserrate’ no es nuevo ni aislado.Esa es la conclusión Esteban Cruz Niño, profesor de la Escuela de Ciencias Humanas de la Universidad del Rosario, quien ha estudiado el fenómeno del asesinato serial en el país durante varios años.
Según sus trabajos, en Colombia los asesinos en serie son más una constante que una rareza. Pero han sido invisibles por las problemáticas de violencia que ha sufrido el país. Su investigación, condensada en el libro Los Monstruos en Colombia si Existen, expone ocho casos de asesinos con características similares al del llamado ‘Monstruo de Monserrate’ que causaron en el país más de 500 muertes.
Para el profesor Cruz, es muy probable que existan al menos dos asesinos en serie activos en el país.

Valencia y su odio hacia las mujeres
En el caso específico de Freddy Armando Valencia, el ‘Monstruo de Monserrate’, se puede deducir que se trata de un asesino que ha establecido un patrón y una mecánica criminal determinada.
“Sus víctimas, según sus confesiones, fueron mujeres entre los 18 y 22 años, habitantes de calle o recicladoras, a quienes seducía para llevarlas hasta su ‘casa’, un cambuche ubicado en las faldas de los cerros orientales de Bogotá. Una vez allí, las violaba y les deba muerte mediante asfixia mecánica. Procedimiento que realizó en al menos siete oportunidades”, explicó el profesor de la Universidad del Rosario.
Este tipo de conducta repetitiva, representa un patrón y una cosificación de las personas. Al igual que otros asesinos como Garavito, Valencia no ve a sus víctimas como personas sino como objetos de placer,lo que facilita su actuación.
Para Cruz otra característica relevante, es la misoginia que rodeasus crímenes,su odio hacia las mujeres. Al ser presentado frente a las autoridades, Valencia declaró: «Yo tenía 19 años cuando se murió mi mamá y una mujer me engañó, todo llegó al mismo tiempo y por eso yo me desilusioné y cogí la droga y la calle”. Argumento que no justifica sus actos, pero que permite entrever sus motivaciones.
Pues al igual que su madre y su novia, lo abandonan por causas emocionales o naturales según su discurso, sus víctimasson mujeres a quienes ultimara como una especie de venganza simbólica, indicó el profesor de la Universidad del Rosario.
Como aspecto relevante el caso del ‘Monstruo de Monserrate’ se diferencia de los demás asesinos en serie del país.“Valencia estudió algunos semestres de ingeniería en unauniversidad de la capital, antes de caer en la drogadicción. No escapó del lugar del crimen y vivía prácticamente entre los cadáveres. Además atacó impunemente, en el centro de la capital del país, por donde se paseaba sin restricción hasta hace pocos días”, dijo.
Para el docente el asesino enfrentará cargos agravados por feminicidio, y que el hecho de que su conducta haya sido repetitiva indica una personalidad compulsiva y posiblemente psicopatía, lo cual no lo hace inimputable, pues es consciente de sus actos.
Igualmente cabe resaltar que al ser sus víctimas habitantes de calle, sus desapariciones no fueron reportadas y pueden ser más de las que ha confesado.

Algunos asesinos en serie colombianos

Pedro Alonso López (el ‘monstruo de los Andes’): considerado por muchos criminólogos como el peor asesino en serie de la historia, violó y mató a más de 300 niñas; actualmente se desconoce su paradero.

Daniel Camargo Barbosa (el ‘sádico del Charquito’): asesinó a más de 150 mujeres en Colombia, Brasil y Ecuador. Escapó de la Isla Gorgona y hablaba perfectamente inglés y portugués.

Luis Alfredo Garavito Cubillos (Garavito): un personaje nefasto en la historia de Colombia, un peligro para la sociedad. Se cree que asesinó y violó a más de 197 niños.

Nepomuceno Matallana (el ‘doctor Mata’): un criminal que paralizó al país durante los años 40 del siglo XX. Se cree que asesinó y estafó a más de 20 personas; se hacía pasar por abogado y logró codearse con la aristocracia bogotana.

Manuel Octavio Bermúdez (el ‘monstruo de los cañaduzales’): fue capturado en el Valle del Cauca, a comienzos de este siglo, mientras vendía paletas en los parques infantiles. Asesinó a más de 20 niños y podría quedar en libertad en menos de 10 años.

Foto Publimetro


Fecha: