La Dirección de Justicia de Neiva llevó a cabo el cierre definitivo de la empresa Inversiones Ocaima y Comercializadora Polanco S.A.S., que se encontraba produciendo prefabricados y comercializando concretos sin uso de suelo en la Comuna 9 de la ciudad.
Según la directora de esta cartera municipal, María Vidal Aparicio, el proceso contra Inversiones Ocaima inició en el año 2014 en pro de verificar los requisitos establecidos por la ley 232 de 1995 que reglamenta el funcionamiento de los establecimientos comerciales.
“En el desarrollo del proceso surtieron las etapas procesales respectivas por lo que se requirió al propietario de la empresa los documentos necesarios observando la ausencia del uso del suelo, por lo cual se profirió el cierre definitivo en primera instancia”, explicó.
La servidora pública añadió que la empresa interpuso recursos pero se falló en segunda instancia. “Se le dio prioridad al proceso teniendo en cuenta que la actividad que desarrolla la empresa es de impacto físico y ambiental y estaba afectando a más de 2.000 personas por emisión de partículas de polvo y ruido. Además, contra la Dirección de Justicia cursaban dos acciones populares y más de 18 tutelas por la misma situación”, dijo Vidal Aparicio.

Traslado
De acuerdo con la Directora, la empresa era conocedora del traslado puesto que no puede ejercer la actividad en este sector. “Aquí tienen un aviso desde hace más de un año que dice ‘nos estamos trasladando’ sin hacerse efectivo. El propietario de la empresa nos expresó que ya cuentan con un lote en la zona industrial a donde se trasladarán prontamente”, concretó.
La servidora pública resaltó que “prevalece el interés general y no el particular. Teníamos a las Comunas 9 y 1 pendientes de este proceso. Cuando estuvimos en la socialización del Plan de Desarrollo fue la primera petición que hicieron los habitantes de la zona ya que se sentían afectados desde hace mucho tiempo”, concretó María Vidal Aparicio.

Comunidad aplaudió acción
Hasta el lugar llegaron habitantes del sector quienes manifestaron sentirse satisfechos y agradecidos por las acciones que viene realizando la nueva administración en cabeza del alcalde Rodrigo Lara Sánchez.
“Estamos muy agradecidos por el cierre de esta empresa que tanto nos ha afectado no solo a mí y a mi familia sino a todas las personas que vivimos en el sector. Muchas gracias a la Directora de Justicia y al alcalde Rodrigo Lara Sánchez por cumplir la ley y actuar por el bien común”, dijo Lina María Artunduaga, habitante del sector.
María Lozada, madre cabeza de hogar, expresó que “estábamos muy preocupados por el polvo que día a día levantaba el funcionamiento de esta empresa; las casas deterioradas y los niños enfermos era lo que más nos angustiaba. Por ejemplo, mi hijo adquirió un problema de pulmones por el que nadie nos va a responder, por eso hoy le damos gracias a la Alcaldía después de tanto tiempo de luchar con este problema”.


Fecha: