El número de proyectos financiados con regalías en Innovación y Desarrollo bajó drásticamente. Mientras que en 2012 se apoyaron 31 proyectos, en el año 2015 tan solo fueron 5. Expertos que participaron en un foro sobre las regalías en la Universidad del Rosario, hicieron un llamado al gobierno para dar un salto en la financiación de la ciencia.

Bogotá. Si Colombia quiere contar con capital humano preparado y con verdadera generación de conocimiento, el gobierno debe financiar la ciencia y pensar a largo plazo y no a corto, como lo está haciendo. Así lo aseguró Hernán Jaramillo, investigador de la Universidad del Rosario, al intervenir en un foro sobre la controvertida redistribución de los recursos de regalías destinados a los proyectos de ciencia, tecnología e innovación.
“La ciencia es improbable, por lo tanto no se puede medir como un proyecto de inversión”, afirmó el académico en el Foro “Financiación de la ciencia, tecnología e innovación en Colombia, como condición fundamental para construir una economía basada en el conocimiento”, que organizó la Dirección de Investigación de la Universidad del Rosario.
Óscar Gualdrón, director de Fomento a la Investigación de Colciencias, dijo que solo para la formación de capital humano se requieren $4.1 billones, para que el país pueda tener en el año 2025 cerca de 30 doctores por millón de habitantes, cifra que actualmente está en alrededor de 6.6 doctores por millón de habitantes.
Cada vez hay menos presupuesto para Colciencias y alrededor del 60% de sus recursos se invierten en becas, lo cual debería replantearse y dejar esa responsabilidad al Ministerio de Educación para que ese presupuesto se pueda liberar e invertir en investigación básica, anotó Jaime Restrepo, rector general de la Universidad de Santander.

Proyectos financiados con regalías en caída
Clara Inés Pardo, directora del Observatorio Colombiano de Ciencia y Tecnología, presentó un estudio sobre cómo las regalías han contribuido a la ciencia, la tecnología y la innovación y dónde se están concentrando los recursos.
Según la investigadora, el número de proyectos financiados en I+D (Innovación y Desarrollo) bajó drásticamente. Mientras que en 2012 se apoyaron 31 proyectos en las áreas de ciencias agrícolas, ciencias médicas, ciencias naturales, ciencias sociales e ingeniería, en el año 2015 tan solo fueron 5. Los departamentos con mayores recursos ejecutados, con el 41% de las regalías entre 2012-2015, fueron Antioquia, Chocó, Córdoba, Cundinamarca y Sucre.
Los expertos llamaron la atención en la necesidad de dialogar con los legisladores, gobernadores, miembros de las comunidades científicas y demás actores del sistema para lograr “un salto en la financiación de la ciencia”, como indicó
Por su parte Mónica Salazar, especialista líder de la División de Competitividad, Tecnología e Innovación del Banco Interamericano de Desarrollo, hizo un llamado de atención sobre la necesidad de dialogar con los legisladores, gobernadores, miembros de las comunidades científicas y demás actores del sistema para lograr “un salto en la financiación de la ciencia”.
“El punto es que debe haber una voluntad política para pensar en otras maneras de generar recursos para la ciencia. Por ejemplo, crear nuevos fondos de destinación especial mediante peajes, impuestos, etc. Además, hay que tener mecanismos de administración claros, ya sean fiducias, fondos de financiación o subfondos”, comentó Marta Losada, rectora de la Universidad Antonio Nariño.


Fecha: