El Jefe del Estado encabezó el acto en el que se cerró el último contenedor con las armas entregadas por la guerrilla de las Farc, en la vereda guajira de Pondores, acompañado por delegados de las Naciones Unidas que verificaron el proceso.

Pondores, Fonseca (Guajira) (SIG).
“Hoy comienza la construcción de un nuevo país”, manifestó el Presidente de la República, Juan Manuel Santos, al cerrar la puerta del contenedor con las últimas armas entregadas por la guerrilla de las Farc.
El Jefe del Estado encabezó el acto en la vereda de Pondores, en el municipio guajiro de Fonseca, acompañado por el Jefe de la Misión de las Naciones Unidas en Colombia, Jean Arnault, ocho meses después de la firma del Acuerdo de Paz. Precisamente este organismo confirmó que se entregaron más de 8.000 armas.
“Pueden cerrar”, expresó el Mandatario a los delegados de la ONU que clausuraron la puerta del contenedor y él mismo puso el candado a la bodega metálica en la que salieron de la zona las armas del grupo guerrillero, que servirán para fabricar monumentos de paz.
El gobernante estuvo acompañado por el Alto Comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo; el sucesor en ese cargo, Rodrigo Rivera y el Alto Consejero para el Posconflicto, Rafael Pardo.
En el acto intervinieron también el general Javier Pérez Aquino, Jefe de Observadores de la ONU, y los líderes de las Farc Iván Márquez, Pastor Alape y Joaquín Gómez. ‘Esto era lo que los colombianos no creían que fuera a pasar’, continuó el Presidente de la República.
“Ocho meses después de firmar el acuerdo estamos viendo la terminación de la dejación de las armas. Eso es un tiempo record”, subrayó y dijo que “hoy efectivamente es el último suspiro de ese conflicto, con esta dejación de armas, con los últimos contenedores, el conflicto realmente termina y comienza una fase nueva en la vida de nuestra nación’.El Jefe del Estado aseguró que “perseverando vamos a conseguir lo que todos estamos queriendo”.
Se refirió al temor de los excombatientes y dijo que “el Gobierno está absolutamente comprometido a que la seguridad llegue a las zonas. En una transición se presentan problemas”, sostuvo, pero advirtió que “no habrá impunidad”.
Insistió en que el país debe aprovechar el momento que atraviesa para buscar la reconciliación. ‘Las Farc acaban de desarmarme y el resto de colombianos tenemos que reconciliarnos’, dijo.
Iván Márquez, líder del grupo guerrillero, intervino para afirmar que “con este evento ha terminado el proceso de verificación (…) y comienza la reincorporación de las Farc a la vida política, económica y social del país”. “Creemos en la palabra del Señor Presidente”, declaró Márquez y agregó: “le hemos cumplido al país”. Por su parte el Jefe de la Misión de la ONU expresó que “esto realmente encarrila el país hacia una nueva etapa”.
Jean Arnault precisó que al día de hoy “concluye el proceso de extracción de la totalidad del armamento y chatarra de munición existente en los 26 campamentos de las Farc”, donde se recogieron 8.112 armas.
“Esto me parece una cifra importante por lo que demuestra que definitivamente se ha dado un proceso exhaustivo de dejación de armas, no solamente un proceso de dejación de armas individuales, sino un proceso exhaustivo de dejación”, indicó.
A partir de la fecha, las Zonas Veredales en las que se concentraron los guerrilleros desmovilizados se convierten en Zonas de Reincorporación y Capacitación.