En una entrevista con el Servicio de Información del Gobierno, el Director de la Unidad de Restitución de Tierras (URT), Ricardo Sabogal afirmó que gracias al proceso de paz, cientos de municipios tienen más intervención. Se espera cumplir este año el 40% restante de solicitudes.

Bogotá (SIG).
Un sobresaliente avance en la atención a víctimas y reclamantes de tierras registró la Unidad de Restitución (URT) en cabeza de su director, Ricardo Sabogal. En entrevista con el Servicio de Información del Gobierno (SIG), Sabogal ofreció un completo balance de la gestión del organismo:
¿Cuál es el balance de la entidad a su cargo después del fin del conflicto armado con las Farc?
Es un balance muy positivo. El fin del conflicto con las Farc ha permitido que la Unidad de Restitución de Tierras abra oficinas en Florencia, en el Huila, en San José del Guaviare y que podamos intervenir en los municipios del sur del Meta, entre otras. Lo mismo, ampliar la intervención en el sur del Tolima. Esto es gracias al acuerdo de Paz. En el Cauca también hemos ampliado la intervención y en Nariño.

¿En qué regiones ha fortalecido la Unidad los procesos de atención a víctimas?
Definitivamente la zona donde hay más víctimas de las Farc, que están reclamando tierras, es en Caquetá. En ese sentido, allá tenemos un equipo muy grande que está atendiendo en este momento a personas que dicen que fueron despojadas u obligadas a salir de las tierras.

¿Con qué entidades trabaja mancomunadamente la Unidad de Restitución para fortalecer el sector productivo rural?
Nosotros trabajamos de la mano de la Agencia Nacional de Tierras, de la Agencia de Desarrollo Rural, de las Gobernaciones, de las Alcaldías; para que cada vez que un campesino vuelva a su tierra tenga no solamente la tierra, sino un proyecto productivo y pueda vivir dignamente. También la relación se hace con el Banco Agrario.

¿Qué sigue para el segundo semestre del 2017?
La Unidad ya llegó al 60% de atención a reclamaciones. Eso quiere decir que ya un 60% la Unidad decidió sí lleva el caso al juez o no y en otros casos se están georreferenciando los predios, es decir, que estamos escuchando a los reclamantes. Nos queda un 40%. Nosotros pensamos que lo que resta de este año acometeremos por lo menos unas 5.000 u 8.000 reclamaciones más, que esperamos hacerlas en el sur de país, que es donde poca intervención habíamos tenido por cuenta de la presión de las Farc.

¿En su concepto, cuál es la efectividad de la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras?
En el país históricamente le habían robado las tierras a los campesinos o a las personas que trabajan la tierra, que fueran empresarios o finquemos y no existía una norma que logrará recuperar esas tierras.
Hoy, gracias a este proceso de restitución a lo largo y ancho del país, campesinos, empresarios, finqueros, van a reclamar lo que perdieron por la guerra y en muchos de los casos están recuperando esas tierras de manera pronta y expedita. Eso no ocurría antes. También una cosa muy interesante es que a esas zonas está llegando el Estado, ahora son los jueces los que deciden la propiedad, ya no un actor armado ilegal.