Proyectos desarrollados en las líneas de Nanotecnología, Biotecnología, Robótica, Ingeniería TIC, Matemáticas Aplicadas y Química.Destacan aprendices que crean cargador solar para celulares con elementos reciclados, utilizando celdas solares para alimentar smartphones, tabletas y cámaras digitales, mecanismo con el que buscan promover en los jóvenes la cultura del reciclaje y el uso de energías alternativas.

Neiva. Preocupadas por el impacto ambiental que tiene el conectar diariamente a la corriente eléctrica los celulares y demás aparatos electrónicos para ser cargados, Mariana Zárate y Estefania Álzate, aprendices Sena de la Tecnoacademia de Neiva, se dieron a la tarea de crear un dispositivo que utilizando energías limpias y sustentables hiciera esta misma función.
Ellas, junto con 18 jóvenes más crearon un dispositivo llamado Solar-Tree, un sistema de carga solar para dispositivos móviles y que funciona a través de un panel solar que capta la energía, la cual es almacenada en una batería y luego acoplada a un adaptador usb, donde los usuarios pueden conectar sus teléfonos celulares para ser cargados.
Este prototipo, que fue ensamblado utilizando elementos reciclados como cartón y plástico, fue programado mediante un sistema embebido ‘arduino’ –plataforma de hardware que facilita el uso de la electrónica– que permite con un motor desplazar el panel solar en el ángulo ‘azimut’ o ángulo de desplazamiento del sol.
Para Mariana Zárate, estudiante de la Institución Educativa José Eustasio Rivera y quien ha liderado la elaboración de este dispositivo, la experiencia vivida en la Tecnoacademia además de ser rica en conocimiento, le ha ayudado a cumplir su sueño de contribuir con el medio ambiente.
“Nuestro propósito es crear conciencia ambiental sobre la gran cantidad de energía no renovable que se utiliza diariamente cargando nuestros teléfonos móviles, por eso nos propusimos a crear este dispositivo que es amigable con el medio ambiente. Luego de cuatro meses en este proyecto esperamos que nuestro prototipo se haga visible, y porque no, se implemente en todas las instituciones educativas del país, para aportar en el uso racional de energía”, añadió la joven.
Diego Camilo Celada, facilitador Sena de la Tecnoacademia indicó que “este prototipo se proyecta como la revolución en el uso de las energías renovables, puesto que utiliza una fuente de energía que es rica en el departamento del Huila y además tiene un componente innovador con el seguimiento del sol a través de una tarjeta arduino y un motor”.

ENTREGA DE PROYECTOS
Este proyecto hace parte de los 20 que presentaron los 708 aprendices de la Tecnoacademia de Neiva que culminaron con éxito su proceso de formación, iniciativa innovadoras desarrolladas en las líneas de Nanotecnología, Biotecnología, Robótica, Ingeniería TIC, Matemáticas Aplicadas y Química y que fueron socializadas a toda la comunidad educativa del Huila en el marco de la Feria Entrega de Proyectos.
“Aquí mostramos el alto sentido de ingenio que desarrollan nuestros aprendices en la Tecnoacademia, donde además aprenden a exponer y sustentar sus proyectos ante empresarios, las autoridades de la ciudad y del departamento”, indicó Luis Alberto Tamayo Manrique, director Regional del Sena en el Huila.