A partir del primero de marzo empezará a operar por parte del Gobierno Nacional la Unidad Administrativa Especial de Alimentación Escolar.

Redacción
La alimentación escolar es una de las estrategias más importantes para lograr el bienestar y la permanencia escolar, mejorar los niveles de atención y aprendizaje, reducir los riesgos de ausentismo y deserción, y fomentar estilos de vida saludables, e impulsar el vínculo de los estudiantes con los alimentos y preparaciones propias de producción local.
En cumplimiento de lo establecido en Artículo 189 del Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022 ‘Pacto por Colombia, Pacto por la Equidad’, aprobado por el Congreso de la República, el presidente Iván Duque anunció, en el marco de la Cumbre de Gobernadores, la creación de la Unidad Administrativa Especial de Alimentación Escolar: ‘Alimentos para Aprender’.
Esta estrategia apunta a promover la transparencia en la contratación, la eficiencia en la financiación, la ampliación de la cobertura, garantizar la continuidad, calidad e inocuidad de la alimentación escolar durante todo el calendario escolar y proponer modelos de operación para fortalecer la territorialidad en esta materia.
Como Unidad Administrativa Especial, la entidad, adscrita al Ministerio de Educación Nacional, tiene autonomía administrativa, personería jurídica, patrimonio, estructura interna y planta de personal independiente para fijar y desarrollar la política en materia de alimentación escolar en el país.
«El país requiere una carta de navegación de largo plazo, que oriente a los gobiernos locales en torno a la Alimentación Escolar como una acción social integral que favorezca el acceso, el bienestar y la permanencia de los estudiantes en el Sistema», expresó el Primer Mandatario, Iván Duque.
La Unidad se estructura con un modelo que pone a los estudiantes en el centro, entendiendo la necesidad de la alimentación escolar para lograr trayectorias educativas completas. Asimismo, favorece la gestión de recursos financieros para incrementar las coberturas de la alimentación escolar y la corresponsabilidad de los Municipios, Departamentos y de la Nación en la educación; a la vez que se articula con las entidades territoriales para acompañarlos en sus procesos de contratación, ejecución y puesta en marcha de los Programas en cada región, tanto en sectores urbanos como rurales.
En este sentido, fortalecer los mecanismos para mejorar la eficiencia y transparencia del Programa en los diferentes niveles será uno de los retos de la Unidad, concentrando el esfuerzo en los procesos preventivos, a partir de un ejercicio de gestión del riesgo que favorezca la generación de alertas tempranas en la operación del PAE.
No menos importante, es el fortalecimiento en el seguimiento y monitoreo con los sistemas y procesamiento oportuno de información para permitir la toma de mejores y rápidas decisiones de los equipos territoriales y la comunidad educativa, además de establecer esquemas que fortalezcan la transparencia.
La Unidad también propenderá por robustecer los lineamientos técnicos, de tal forma que respondan a las necesidades propias y a la diversidad territorial, étnica y cultural; faciliten los procesos y trámites para garantizar la adecuada y oportuna atención con calidad a los estudiantes focalizados.
«Estos retos reclaman de la comunidad educativa y de nuestros territorios una gran articulación, que nos permita comprender e integrar la diversidad, y sobre todo la armonización de los planes de desarrollo territorial con la Alimentación Escolar como proyecto de alto impacto social», manifestó la Ministra de Educación, María Victoria Angulo.
De igual manera, la jefe de la Cartera Educativa destacó que la Unidad Administrativa Especial de Alimentación Escolar contará con el trabajo coordinado de diversas entidades, incluyendo los Ministerios de Educación, Hacienda, Salud, Agricultura, e Industria y Comercio, el Departamento Nacional de Planeación; el Sena, el ICBF, Colombia Compra Eficiente, Invima, la Superintendencia de Industria y Comercio, las Secretarías de Educación de todo el país, la Asociación Nacional de Cajas de Compensación Familiar, la Federación Nacional de Departamentos, la Asociación Colombiana de Ciudades Capitales y la Federación Colombiana de Municipios.
Así mismo, se fortalecerá en los territorios las alianzas estratégicas con organismos de control, como la Fiscalía General de la Nación, la Contraloría General de la República, la Procuraduría General de la Nación y Defensoría del Pueblo para la garantizar transparencia en la contratación y operación, promoviendo mecanismos de control social.


Fecha: