Las máquinas para combatir incendios estructurales tuvieron un costo de $1.250 millones.

Redacción
En junio, bomberos de Neiva estrenarán dos máquinas modernas y equipadas con capacidad de 700 galones de agua para apagar un incendio en cuestión de minutos. Las dos máquinas complementarán la flota terrestre con que cuentan los bomberos oficiales de Neiva para dar respuesta rápida a cualquier emergencia de incendio que se presente, ya sea en la zona urbana o rural de la capital huilense.
“Son máquinas que eran muy necesarias para nuestro equipo de rescate; son modernas, con más capacidad de agua y sobre todo, permitirán a los bomberos ser más efectivos a la hora de cubrir este tipo de incidentes”, indicó Pedro Pablo Tinjacá, Jefe de la Oficina de Gestión del Riesgo de Neiva.
Las máquinas para combatir incendios estructurales tuvieron un costo de $1.250 millones y están equipadas con compartimientos para tanques SCBA, alarma de reversa y cámara de sensores, radio de comunicación, soportes para herramientas, carretel con manguera de 1″ x 100′ de 30 mts de extensión manual, recogida con motor eléctrico y equipo básico contra incendios.
“La comunidad neivana puede contar siempre con sus bomberos. Estamos listos para atender las necesidades de la comunidad de la manera más profesional y dedicada”, reitera Tinjacá Ruíz.
“El cuerpo de bomberos procura prestar una atención más rápida y eficiente a las emergencias por fuego, colisiones y escapes de gases, entre otros. No queremos improvisar nada y tenemos todo a la mano para nuestra labor; lo que buscamos es salvar vidas”, concluyó el funcionario.


Fecha: