Como parte del convenio de Ciudades Sostenibles y Competitivas se realiza en Neiva un diagnóstico que permitirá elaborar un Plan de Acción para proyectar la ciudad a los años 2030 y 2050 que se propone rescatar las áreas verdes y el espacio público y lograr una interacción entre la ciudad y sus ríos.

Profesionales de la Financiera del Desarrollo Territorial- Findeter- y la consultora internacional Ingeniería y Dirección de Obras y Montaje Consulting -IDOM- están en Neiva para iniciar la fase de estudios ambientales en el marco del convenio de Ciudades Sostenibles y Competitivas y el Municipio de Neiva.
“El objetivo de este convenio es aunar esfuerzos técnicos, administrativos y financieros para la implementación de la metodología Ciudades Sostenibles y Competitivas y promover políticas y acciones que permitan liderar proyectos que contribuyan al desarrollo del Municipio”, señaló el Director del Departamento Administrativo de Planeación Municipal, Rafael Yepes Blanco.
El servidor público informó que los profesionales de Findeter e IDOM se reunirán con Las Ceibas Empresas Públicas de Neiva, la Corporación del Alto Magdalena- CAM-, la Cruz Roja, Defensa Civil y Electrohuila con el objeto de recolectar información y avanzar en la etapa de diagnóstico para elaborar un Plan de Acción que proyectará a la ciudad a los años 2030 y 2050.
En este proceso de recolección de información participan también la Dirección de Vivienda Social, el Departamento Administrativo de Planeación, las Secretarías de Movilidad, Vías e Infraestructura, Medio Ambiente y la Oficina de Gestión del Riesgo del Municipio.
El Director de Planeación indicó que los estudios ambientales que se llevarán a cabo servirán como insumo para la elaboración del estudio de Amenazas, Vulnerabilidad y Riesgos (AVR) y la reformulación del Plan de Ordenamiento Territorial.

Los estudios
El coordinador del programa Ciudades Competitivas y Sostenibles de la consultora IDOM, Daniel Rubio Blanco, señaló que durante los próximos diez meses se abordarán tres estudios: mitigación del cambio climático, amenazas y riesgos naturales y huella urbana.
En tal sentido, se van a analizar los gases de efecto invernadero para establecer políticas de mitigación a corto, mediano y largo plazo; las amenazas en las zonas con mayores inundaciones como el entorno de los ríos Magdalena, Oro y Las Ceibas; la inestabilidad de suelos y cómo fue históricamente el crecimiento de la ciudad, su situación actual; entre otros aspectos ambientales.
Rubio Blanco indicó que buscan plantear propuestas para mejorar. “No es solo quedarse en un estudio científico de identificar problemas sino que también se plantean recomendaciones y acciones. Hay una buena cantidad de estudios realizados y no se trata de replicarlos sino de dar otra mirada desde el punto de vista internacional, desde otras experiencias que han atravesado otras ciudades con características similares a las de Neiva”.
El profesional manifestó que rescatar las áreas verdes, el espacio público, lograr una interacción entre la ciudad y el río, hace parte de los modelos que se quieren aplicar para poder llegar a la transformación de Neiva.