La Cámara de Comercio de Neiva acaba de consolidar el más completo informe sobre el grave impacto que en la economía regional está ocasionando la crisis del sector petrolero.

 

La crisis petrolera tiene impactada de manera negativa la economía del departamento del Huila, según el más completo informe que sobre el tema acaba de consolidar la Cámara de Comercio de Neiva.

El documento deja claro que la crisis del ‘oro negro’, ocasionada por el desplome de los precios del crudo a nivel mundial, está golpeando con fuerza la región en materia económica.

Despido de trabajadores, caída en adquisición de vivienda, limitación de créditos, desocupación hotelera, menos pasajeros aéreos, semi-parálisis del sector transportador de carga, bajonazo en recaudo de cesantías, entre otros, hacen parte de la radiografía regional.

Ecopetrol, la empresa petrolera del Estado y de mayor presencia en el Huila, hizo no solo un recorte cercano al 30% en su plan de inversiones para 2015 sino que ha venido efectuando el retiro paulatino de trabajadores en la región.

Por su parte, las empresas vinculadas directa e indirectamente con el sector ya han desvinculado, en promedio, el 20% de su personal permanente. Se estima que a mitad de año, esta cifra podría incrementarse al 50%, una vez concluyan los contratos que vienen en ejecución desde la vigencia del año anterior.

Con el personal que aún mantiene vinculado, algunas empresas optaron por cambiar la modalidad de contratación y suscribieron  contratos por obra o labor contratada.

Una encuesta efectuada por la Cámara de Comercio de Neiva arrojó que la capacidad operativa de las empresas de servicios petroleros se ha reducido entre el 20 y 30%.

Vivienda

El sector de la vivienda en la capital del Huila está en aprietos como consecuencia de la crisis del petróleo. Sus clientes número uno, los trabajadores petroleros, están —literalmente— devolviendo apartamentos y viviendas que habían adquirido.

Una reconocida inmobiliaria reportó que en uno de sus proyectos del norte de la ciudad, 10 trabajadores del sector petrolero devolvieron los apartamentos de entre 200 y 300 millones de pesos, cada uno, recibiendo como castigo el pago de las arras correspondientes.

Hoteles

Otro sector afectado por el ‘viacrucis’ que está padeciendo el sector petrolero es el hotelero. La ocupación en Neiva se redujo durante los primeros dos meses de 2015 entre el 30 y el 40%.

Por solicitud de las mismas empresas petroleras, los hoteles han disminuido sus tarifas en más de un 10%.

Transporte de carga

Los transportadores de carga en el Huila han resultado perdedores con la crisis petrolera y debieron reducir sus tarifas.

Antes de la crisis, las compañías petroleras pagaban por el transporte de una carga de crudo entre Neiva y Puerto Asís, Putumayo, entre dos millones 400 mil y dos millones 500 mil pesos.

Desde que empezó la crisis del petróleo, ese valor empezó a reducirse paulatinamente, al punto que hoy, el propietario de un carro-tanque recibe de pago por transportar una carga de crudo en el mismo trayecto millón 800 mil pesos, según datos suministrados por la Asociación Huilense de Transportadores, que agremia empresas con una flota de 338 automotores en la región.

El Presidente de esta Asociación, Gerardo Vidarte, denuncia que a la reducción de tarifas, se suma otra grave dificultad: compañías como Emerald Energy están contratando el transporte de crudo con empresas foráneas, que a su vez, sub-contratan a transportadores huilenses a tarifas que no permiten ningún margen de rentabilidad.

Pasajeros aéreos

Durante el primer mes de 2015, cayó el número de pasajeros movilizados por el Aeropuerto “Benito Salas” de Neiva, atribuido en parte a la baja demanda del servicio por parte de la industria petrolera. Según la Aeronáutica Civil, Aerocivil, la caída representó un 9.1%.

Mientras en enero de 2014, se movilizaron por el Aeropuerto de Neiva 24.268 pasajeros, en el primer mes de este año, la cifra se redujo a 22.039 pasajeros.

Se trata del segundo mes consecutivo en que cae la movilización de pasajeros por el Aeropuerto de la capital de los huilenses, pues en diciembre de 2014, la reducción fue del 5.8%.

El desplome en el número de pasajeros movilizados en Neiva durante enero de 2015 es el reflejo del mismo fenómeno en varias zonas de producción petrolera del país. En los aeropuertos de Puerto Leguizamo, Villa Garzón y Puerto Asís, en el Putumayo, el número de pasajeros movilizados cayó 10.5%, 27.4% y 19.6%, respectivamente, durante el primer mes del año.

Bancos

Las entidades bancarias emitieron circulares internas sobre la crisis petrolera y decidieron limitar los créditos a empresas y trabajadores del sector en el Huila.

Varias entidades optaron por restringir, hasta nueva orden, la suscripción de convenios de pago de créditos por libranza. También restringieron el otorgamiento de créditos a trabajadores petroleros con contratos laborales diferentes a término fijo o indefinido.

Así mismo, adoptaron planes de contingencia relacionados con la cartera existente con empresas y trabajadores del sector petrolero. Los planes incluyen ampliación de plazos en el pago de deudas y refinanciaciones comerciales.

Fondos de Cesantías

El recaudo de cesantías, a través de los fondos que operan bajo el régimen privado, bajó ostensiblemente, a raíz de la terminación de numerosos contratos laborales en el sector petrolero huilense. Como la liquidación de los contratos se dio antes de febrero, las cesantías fueron entregadas directamente a los trabajadores.

En ese orden de ideas, las administradoras debieron reajustar a la baja sus metas de crecimiento en el recaudo de cesantías para 2015.

Regalías directas

Como era de esperarse, los recursos que por Regalías por Asignaciones Directas recibe el departamento del Huila, se verán afectados drásticamente.

Se estima que la reducción bordeará el 50%. Mientras entre 2013 y 2014, la región percibió 86.182 millones de pesos, este año recibirá 22.897 millones de pesos. En el año 2011, el Huila alcanzó a recibir por regalías petroleras más de 218 mil millones de pesos.

En resumidas cuentas, habrá menos dinero para financiar proyectos de ciencia y tecnología; educación; transporte; agricultura; cultura, deporte y recreación, ambiente; salud y protección social, entre otros. El impacto se sentirá con todo rigor en 2016.

Producción

El departamento del Huila pasó en 2012 de producir 42.462 barriles diarios de petróleo a 32.386 en 2014, ocupando a nivel nacional el séptimo puesto en materia de producción de crudo, después de Meta, Casanare, Santander, Putumayo, Arauca y Boyacá.

Plan de choque

El Presidente Ejecutivo de la Cámara de Comercio de Neiva, Ariel Rincón Machado, expresó que la situación es grave, con consecuencias no sólo económicas sino sociales.

“Esta crisis petrolera tocará de manera directa e indirecta a todos los huilenses y colombianos, ya que es un sector que genera empleo y nutre significativamente los presupuestos oficiales. A esto se suma la crisis que también está afectando a la industria minera, como consecuencia de la reducción de los precios del carbón, el oro y el ferroníquel”, agregó el Dirigente Gremial.

El Presidente Ejecutivo de la Cámara de Comercio de Neiva anunció que en los próximos días habrá una reunión con el Gobernador del Huila, Carlos Mauricio Iriarte Barrios, y el Alcalde de Neiva, Pedro Hernán Suárez Trujillo, para analizar la situación y preparar conjuntamente un plan de choque que ayude a mitigar los impactos de la crisis a nivel local.

Foto RCN-AFP


Fecha: