En la ceremonia de posesión de la nueva Ministra de Justicia y del Derecho, Margarita Cabello Blanco, el Jefe de Estado enumeró algunas de las tareas que debe cumplir la nueva titular de esta cartera, relacionadas con selección de talento, cercanía al ciudadano, digitalización y mecanismos alternativos de resolución de conflictos, entre otros.

Redacción
“Colombia tiene enormes retos y usted tiene el talante para enfrentarlos”, le dijo el Presidente Iván Duque a la nueva Ministra de Justicia y del Derecho, Margarita Cabello Blanco, quien se posesionó durante una ceremonia realizada en la Casa de Nariño.
Al destacar la experiencia, rigor, formación e independencia de la exmagistrada en la Rama Judicial, el Jefe de Estado enumeró cada una de las tareas que la nueva Ministra debe asumir para “tener una justicia que todos los días responda a las inquietudes del ciudadano”.
“Esperamos que no se hable solamente de una reforma, sino que se hable de modernización y de muchas medidas que se deben aplicar para que la selección de talento, la cercanía al ciudadano, la digitalización, los mecanismos alternativos de resolución de conflictos, los precedentes, la unificación jurisprudencial sean valores que todos podamos acoger para tener una justicia que todos los días responda a las inquietudes del ciudadano”, enfatizó el Mandatario frente a los retos.
Así mismo, le encomendó la implementación de la política ‘Ruta Futuro’ para enfrentar el problema de las drogas ilícitas de una manera integral.
“No tengo duda de que su talante, también, va a servir para llevar a cabo la implementación de la política ‘Ruta Futuro’: desde la prevención del consumo y la atención al adicto, de la mano con el Ministerio de Salud, hasta poder enfrentar los riesgos que hay en nuestro país producto de la expansión de los cultivos ilícitos, que hemos tratado de enfrentar con toda la vehemencia, desde el primer día de nuestra administración”, aseveró.
En ese sentido, dijo confiar en la labor que cumplirá la Ministra en la lucha contra el narcotráfico, que “amenaza el orden constitucional mismo, amenaza el poder político, el poder económico y amenaza también la convivencia social”.

Selección de talento
Además, instó a la Jefe de la cartera de Justicia a trabajar con las Altas Cortes y todos los integrantes de la Rama Judicial para enfrentar retos “como la urgente necesidad de tener políticas de selección de talento, para que sean muchos más los estudiantes de eximias condiciones los que tengan el anhelo de seguir sus pasos en la Rama Judicial”.
También hizo mención a la importancia de avanzar en la digitalización de la justicia, para “poder aplacar esa mora judicial, que se convierte, muchas veces, en una amenaza al reclamo paciente y diligente del ciudadano”.
Igualmente, la exhortó a trabajar en los temas de los precedentes judiciales y en “orientar de una forma mucho más ordenada la manera en la que los jueces interpretan la vasta jurisprudencia que existe sobre múltiples temas”, con el fin de “llegar a la más precisa de las decisiones en la sabiduría de sus providencias”.
Con respecto a otra de las tareas, el Jefe de Estado habló de la necesidad de que los colombianos caminen hacia el concepto de Paz con Legalidad: “una paz con genuina verdad, con genuina justicia, con genuina reparación y con genuina no repetición”.

Política carcelaria
El Presidente Duque le deseó a la Ministra de Justicia “la mejor de las suertes” en lo que tiene que ver con la política carcelaria de Colombia.
“Tenemos en nuestro país cupos en el sistema carcelario para cerca de 80.000 reclusos y ya superan los 114.000 desde hace varios años; entre otras razones, porque lo que hemos visto es que hay muchas personas que han llegado a esos centros de reclusión sin que se les defina la situación jurídica por delitos que podrían tener manejos distintos”, dijo.
Sobre el mismo tema, agregó que “vemos que criminales de alta peligrosidad, que deberían estar en detención intramural gozan, hoy, de privilegios domiciliarios que muchas veces son burlados”.
Finalmente, afirmó que el pueblo colombiano tiene muchas expectativas sobre la aplicación de una justicia que sancione de manera ejemplar al criminal, en la que prevalezca el interés general.
“Aquí no hay triunfos personales; que el derrotar el crimen sea la victoria de toda la institucionalidad conjunta”, concluyó.


Fecha: