Dane detalló que la población desempleada en Colombia para marzo del año en curso fue de 3,4 millones de personas, lo que significa un incremento de 468.000 personas más frente a marzo de 2020 cuando se estimaron 2,9 millones en esta situación. Así mismo, el porcentaje de personas clasificadas como pobres respecto al total de la población nacional fue 42,5%, lo que significó un aumento de 6,8 puntos porcentuales (pps) frente a la cifra de 2019 (35,7%).

Redacción
El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) dio a conocer los resultados del mercado laboral para marzo de 2021. Según el Dane la tasa de desempleo en el tercer mes del año llegó al 14,2 %. De acuerdo con registros de la entidad, el indicador de febrero de 2021 daba cuenta de una tasa del 15,9 %; mientras en marzo de 2020, el indicador iba en el 12,6 %. En Neiva ese indicador llegó al 20.6%.
Con el resultado de marzo, se llega a la tasa de desempleo más baja desde que empezaron a sentirse los efectos de la pandemia de Covid-19 (marzo-abril de 2020). De esta manera, la población ocupada en marzo de 2021 sumó 271.000 personas para llegar a un total de 20,8 millones. La población desocupada creció en 468.000 personas y ahora son un total de 3,4 millones. De otro lado, la población inactiva (que puede trabajar, pero no está haciéndolo por decisión propia) restó 239.000 personas, para llegar a un total de 15,9 millones.
Añadió Juan Daniel Oviedo, director del Dane, que, al comparar marzo de 2021 con marzo de 2020, ya se ve un periodo en el que la pandemia del Covid-19 estaba generando restricciones en Colombia. “Por lo que empezamos a ver crecimientos en los números de personas ocupadas dado que hay una reactivación en el mercado laboral”, dijo el funcionario.
«Esta situación de desempleo está explicada en un 110 % por el incremento de la población desempleada en las 13 principales ciudades y áreas metropolitanas, lo cual es una confirmación de importante deterioro 12 meses continuos del mercado laboral por la situación de la pandemia», apuntó Juan Daniel Oviedo, director del Dane, en la exposición del informe.
Con el advenimiento de la pandemia, las mujeres sufrieron más el golpe del desempleo, según el reciente informe del DANE se registró una tasa de desempleo en las mujeres de 18,8 %, mientras que la de los hombres fue de 10.9 %. Las cifras de mercado laboral en marzo de 2021, muestran cómo una mujer fue expulsada de su trabajo por cuatro hombres que encontraron empleo en el tercer mes del año. La recuperación es desigual: hace un año, había 12,2 millones de hombres ocupados y 8,3 millones de mujeres, frente a 12,5 millones (sube) y 8,2 millones (baja) en la actualidad, respectivamente.
Dicha información fue confirmada por el director de la entidad, Juan Daniel Oviedo, quien explicó detalladamente que la brecha de género en desempleo se ve muy marcada en 13 principales ciudades del país. “Nosotros estamos viendo, que frente a la población ocupada de 271.000 personas que encontraron trabajo en marzo del 2021, un resultado bastante preocupante en cuanto a brecha de género, donde entre marzo del 2020 y marzo del 2021 por cada cuatro hombres que recuperaron su trabajo y que se encuentran ocupados, salió una mujer de la ocupación en el mercado laboral nacional”, indicó Oviedo.

Pobreza
La pandemia por el coronavirus llevó a un aumento de 6,8 puntos porcentuales de pobreza monetaria, que ascendió a 42,5% en 2020. Eso significó que 21 millones de personas están en esa condición durante ese periodo. Por su parte, el indicador de la pobreza extrema ascendió a 15,1%, lo que quiere decir que hubo un incremento de 5,5 puntos. Asimismo, el Dane también actualizó la línea de pobreza extrema y señaló que está en $145.004 pesos, y la monetaria en $331.688, que también cambia según las zonas geográficas y su nivel de ingresos. De acuerdo con Juan Daniel Oviedo, director del Dane, pese al impacto negativo en esos indicadores los programas sociales que se implementaron el año pasado como Ingreso solidario, lograron que se redujera el número de personas que seguían en esa condición.​
«Si no se hubieran implementado las ayudas ordinarias y extraordinarias sociales durante 2020, que están planteadas en la reforma tributaria, la pobreza monetaria en 2020 no hubiera sido de 42,5%, sino del 46,1%. Es decir, hubiera subido 3,6 puntos porcentuales», indicó Oviedo.
En este sentido, 3,6 millones de personas ingresaron a la situación de pobreza monetaria, pues en 2019 la cifra era de 17,4 millones y en 2020 la cifra pasó a 21,02 millones de personas. Desagregando las dinámicas rurales y urbanas, en las cabeceras la cifra pasó de 32,3% a 42,4%, mientras que en la zona rural la incidencia de la pobreza monetaria disminuyó, pues el dato pasó de 47,5% a 42,9%. Por otro lado, el porcentaje de personas en condición de pobreza extrema fue de 15,1%, lo que significó un aumento de 5,5 pps frente a la cifra de 2019 (9,6%).

Con información de valoraanalitik.com/infobae.com/.elpais.com.co/portafolio.co/


Fecha: