La presión de las tropas llevó a tres integrantes de las organizaciones armadas al margen de la ley a aprovechar una oportunidad para escapar de las filas del terrorismo e iniciar una nueva vida; lo hicieron buscando el apoyo de los soldados de la Novena Brigada.
El primero en presentarse ante los soldados del Batallón de Infantería No. 26 ‘Cacique Pigoanza’, fue alias ‘Alex’, quien llegó hasta la vereda Sartenejo del municipio de Garzón; allí aseguró hacía parte del Frente Los Comuneros del Sur, tiempo durante el cual realizó curso básico de guerrilla, de explosivos y de inteligencia delictiva.
Era ‘Alex’ el encargado de dictar talleres para la fabricación e instalación de explosivos, de realizar inteligencia delictiva, emboscadas, ataques a la Fuerza Pública y activación de artefactos explosivos en el sector de Guachaves en el municipio de Samanejo.

En el sitio el Progreso de la Argentina, esta vez ante unidades del Batallón de Infantería No. 27 ‘Magdalena’, alias ‘Nati’ y la ‘Mona’, solicitaron el apoyo de los soldados para disfrutar de los beneficios que ofrece el Gobierno Nacional.
Las mujeres hacían parte de la Red de Apoyo al Terrorismo del Frente Tercero ‘Oswaldo Patiño’ y actuaban bajo el mando de alias ‘Pablo 13’ en las veredas Alto Pensil, Pensil Bajo, Campoalegre, Mirador, El Rosario, San Bartolo de los municipios de La Argentina y Saladoblanco.
En esta zona, eran las mujeres las responsables de realizar inteligencia delictiva para la ejecución de atentados terroristas; su entrega voluntaria se registró en la vereda El Progreso de Argentina.


Fecha: