Como un gesto de solidaridad y compañerismo, los oficiales, suboficiales, soldados y personal civil que hacen parte de la familia Novena Brigada celebraron el Día de las Mercedes en el Centro de Reclusión Militar, CRM.
Allí, a través de una nutrida programación acompañaron a los militares recluidos, al tiempo que llevaron una voz de esperanza y el mensaje de que no están solos.
El día de conmemoración de la Patrona de los reclusos inició con la santa misa en la capilla Rosa Mística del cantón militar, acto seguido, el Centro de Reclusión, que fue previamente decorado, fue el escenario para las actividades culturales, deportivas y recreativas.
Allí no terminaba la sorpresa, los hombres recluidos recibieron la grata visita de sus esposas, hijos y padres; familiares que sin duda alguna, con su apoyo invaluable, se convierten en soporte fundamental para afrontar lo difícil que resulta estar privado de la libertad.
Entre risas, concursos y música, los comandantes de las unidades tácticas, las damas de la Asociación Acción Social del Ejército, sede Neiva y el equipo interdisciplinario del Centro de Familia, entregaron detalles y animaron a los reclusos a no desfallecer.
Al final de la jornada, quedo ratificado que la Novena Brigada es una familia, una que se apoya, que se da ánimo y que sustenta su accionar en la solidaridad.
img_1296


Fecha: