La Administración Municipal adelantará y apoyará el proceso de legalización del asentamiento ‘Álvaro Uribe’.

Luego de escuchar las necesidades de la comunidad que habita en el asentamiento ‘Álvaro Uribe’, la Administración Municipal llegó a una serie de acuerdos para iniciar el proceso de legalización.
Según el secretario de Planeación, Rafael Yepes Blanco, el primero de estos acuerdos es llevar a cabo en el primer semestre del año 2018 el levantamiento topográfico del lugar, para lo cual se buscarán los recursos por parte de la Alcaldía.
Así mismo, se realizará un acompañamiento a la comunidad para que adelante el proceso de acercamiento con el dueño del predio, y así avanzar y solucionar la tenencia y adquisición del suelo que ocupan hace más de 10 años.
Se realizarán algunas intervenciones por parte de la Secretaría de Infraestructura en vías como solución temporal que no impliquen mayor costo.
Y, finalmente, la Secretaría de Vivienda y Hábitat socializará con las familias los programas y planes de vivienda y mejoramiento de vivienda para que se puedan postular de acuerdo a cada caso.

Legalización
Los procesos de legalización son dispendiosos ya que se debe tener en cuenta varios aspectos como las zonas de riesgos, problemas de titulación con invasión de predios, cartografía, áreas de reserva ambiental y otros casos que ameritan hacer un estudio a fondo para poder adelantar la escrituración.
La Administración Municipal ha puesto interés en esta problemática y la meta es lograr agilizar estos procesos para poder beneficiar a estos neivanos.
A través de la Secretaría de Planeación de Neiva se vienen adelantando varios procesos de legalización de asentamientos informales. Actualmente, se adelantan los procesos de Las Camelias y San Bernardo del Viento en la comuna 10 y en la zona nororiental de la ciudad se trabaja en Quintas de San Luis, La Trinidad, El Pinal, Villa Marinella, Granjas de San Bernardo y Mirador del Norte.
La Administración Municipal busca implementar programas de mejoramiento barrial para hacer inversiones en estos sitios que faciliten un mejoramiento de las condiciones de vida de estas personas. Ya legalizados con la titularidad, se pueden adelantar inversiones en vías, zonas verdes, equipamiento, saneamiento básico entre otras