Novena Brigada del Ejército destaca las diversas operaciones para ‘blindar’ al Huila y garantizar su desarrollo, neutralizando el accionar delictivo.

El Huila es un departamento con inmensas riquezas, para las Farc un ‘pulmón financiero’, para la delincuencia común una forma de obtener dinero fácil, de ahí que las actividades extorsivas siguen siendo una de las principales problemáticas que deben enfrentar los gremios productivos. Sin embargo, gracias al valor ciudadano que se materializa en la información oportuna y la denuncia, las tropas han reforzado su accionar y enfrentando este flagelo.
Las Farc siguen siendo los principales actores de este delito; no en vano en el 2015 se logró la captura de 27 de sus integrantes quienes tenían la misión de fortalecer las finanzas, así mismo se registró la presentación voluntaria de 43 sujetos, quienes contaron a las tropas que habían recibido la orden de realizar inteligencia delictiva a potenciales víctimas de extorsión, presionar para el pago ilícito mediante llamadas intimidatorias o atentados y recaudar los dineros. Le sigue la delincuencia común con un reporte de 15 capturas.
Gracias a la simbiosis entre tropas y población civil la ciudadanía dejó de pagar $ 7.022.100.000, producto de la extorsión, dinero que por el contrario hoy es invertido en el progreso huilense y en el bienestar de cada una de las familias opitas.
Las tropas han cumplido y se mantienen alertas para que este 2016 se siga fortaleciendo el clima de seguridad, para que la inversión propia y extranjera siga siendo una constante, para que Neiva continúe fortaleciéndose como ciudad universitaria, para que las exportaciones de importantes productos como el café y la tilapia sigan aportando al progreso regional. El territorio huilense seguirá blindado porque los soldados de la Novena Brigada no ahorrarán un segundo en su tarea por garantizar tranquilidad y bienestar.


Fecha: