Lo que comenzó como un macroproyecto urbanístico que pretendía beneficiar a familias de bajos recursos ofreciéndoles un hogar, terminó siendo una obra cuestionada por sus graves problemas de infraestructura. La inconformidad en sus habitantes es evidente, pues los daños en sus hogares se agravan cada vez más.

Por: Cristian David Ordoñez Fuentes
Redacción Noticias al Sur
Grietas y humedad en las paredes, inseguridad, deterioro de las escaleras, problemas con el servicio del agua, daños en electrodomésticos por cortos circuitos y un sistema de alcantarillado que ha colapsado, es el panorama que se vive en el Conjunto Residencial Bosques de San Luís de la Comuna Seis de la ciudad de Neiva.
Se inició como un macroproyecto subsidiado por el Gobierno Nacional que tenía el propósito de darle una solución habitacional con viviendas de interés prioritario a la población de los estratos 1, 2 y 3. Fue calificado por la directora de Vivienda Municipal de esa época (2009), Sandra Patricia Galindo, como “espacios que van a satisfacer las necesidades de las familias, aptas para su disfrute inmediato. Se quiere generar un concepto amplio de comunidad, desarrollo y ciudad”.
Sin embargo, y como se ha demostrado a lo largo de los años por medio de las protestas, las personas que habitan estos apartamentos se muestran inconformes con los resultados, pues sufren muchas necesidades y problemáticas por causa de la mala infraestructura que les fue entregada. Este es el caso de María Teresa Ramírez Rúgeles, una mujer que viene del municipio de Baraya, desplazada por la violencia y que se radicó en Neiva en busca de mejores condiciones de vida.
“Yo vengo de Baraya desplazada por la violencia por una toma guerrillera que se presentó el 16 de noviembre de 1999. Nosotros nos salimos un mes después. Estábamos viviendo 32 años allá, pero nos salimos por esa toma guerrillera. Nos venimos acá a Neiva y nos enteramos del proyecto de Bosques de San Luís y nos postulamos para recibir ese beneficio de vivienda. Sin embargo, y como se ha visto a lo largo de los años, este proyecto fue un elefante blanco, fue un engaño que nos hicieron”, expresó Ramírez Rúgeles.
Así mismo, señaló que además de los problemas en la infraestructura de las viviendas, existe mucha inseguridad: “Cuando llueve se viene el agua desde el cuarto piso hasta el primero, donde nosotros residimos. El piso se levantó con el tiempo y el agua se brota por las paredes. Lo que yo he visto es que en Bosques de San Luís no ha habido una administración eficiente para solucionar los problemas. No gestionan nada, no se preocupan por nada. Además, sufrimos mucho porque la inseguridad es tremenda, hay gente que se mete a fumar marihuana y eso nos genera mucho miedo”, afirmó María Teresa Ramírez.
De igual manera, Bárbara Isabel Tamayo, quien va a cumplir en el mes de mayo cinco años de vivir en Bosques de San Luís, manifestó que se siente una de las más afectadas, pues tiene dos niños y las condiciones de su hogar no son las mejores para tenerlos.
“El 5 de mayo cumplo 5 años de estar viviendo acá. Cada día es una agonía. Estoy cansada del apartamento, porque como yo tengo dos bebes, ellos viven mal con todo el polvo que se produce. Además, se me han dañado electrodomésticos por unos cortos a causa del agua que se me mete. Yo estoy aburrida porque cada día hay problemas diferentes y yo no tengo muchos recursos para solucionarlos. Yo soy madre soltera y trabajo vendiendo tintos, cigarrillos, aguas, y la plata no me alcanza para reparar las cosas”, declaró Isabel Tamayo.

Salón comunal, en mal estado
02 Salón Comunal
Doly Rodríguez es la presidenta de la Junta de Acción Comunal de Bosques de San Luís y es quien ha liderado las protestas para exigirle al Gobierno Nacional, a la Administración Municipal y a Proyecont, firma huilense que edificó los apartamentos, una explicación y un arreglo sobre la situación por la que están pasando, pues además del mal estado de las casas, el salón comunal con el que cuentan también tiene problemas de infraestructura.
“Este fue el peor proyecto que se hizo. Yo creo que la gerencia se ahorró plata y los resultados están evidenciados en el estado y deterioro de las casas. El salón comunal también está en mal estado, las canaletas están mal y el piso, al igual que las paredes, tiene grietas. Nadie ha venido a responder, sólo vienen a colocar cemento para medio arreglar el asunto y nada más. Ya hicimos denuncias en la Contraloría y el proceso va bien avanzado, pues se colocó hace más de un año. Esperemos que nos den alguna solución”, subrayó Doly Rodríguez.

Recibos más caros
04 Recibos más caros
Después de que estuvieron sin el servicio del agua por más de un mes, los habitantes de Bosques de San Luís se encontraron con una sorpresa al ver que el recibo les llegó más caro que de costumbre. A pesar de que les suministraron el preciado líquido por medio de carrotanques de la Policía, el Ejército y la Secretaría de la Salud, les parece injusto que les cobren por un servicio que no tuvieron.
“Hace pocos días nos llegó el agua, pero nos llegó el recibo normal y más caro, y sin tener agua en más de un mes. Eso a muchos habitantes nos parece muy injusto. Yo he ido a las empresas y entidades competentes para poner denuncias, pero no me ponen cuidado”, reveló Luz Fanny Muñoz, habitante de la comunidad.
Igualmente,Mari Gómez Medina también mostró su inconformidad: “Los recibos nos llegaron más caros y sin tener agua por más de un mes. Es cierto que llegaban carrotanques y al menos nos daban agua, pero esos suministros no eran en gran cantidad y pasábamos días sin agua. Realmente no es justo que nos cobren por un servicio que no tuvimos por mucho tiempo”.

Daños en electrodomésticos
02 san luis DSC01880
Cuando llueve, el agua se mete a las habitaciones y causa cortos circuitos en los electrodomésticos, además de los daños que se producen en los enseres. A muchos les ha tocado suspender cuartos para evitar una tragedia mayor.
“Me ha tocado suspender piezas por los cortos que ha generado el agua que se mete en la paredes. Tienen mucha humedad. Se me han mojado comedores, colchones y nadie me puede responder por esos daños. Me ha tocado arreglar todo a mí, me ha tocada pagar para hacer reparaciones a mis electrodomésticos porque algunos si se dañan y no vuelven a funcionar”, reveló Angélica María Figueroa Osorio, habitante de Bosques de San Luís.
Así mismo, Gloria Riascos denunció la misma situación: “Hay grietas en el techo. Cuando entra el agua se nos mete a las casas y nos daña los electrodomésticos. Hay muchas goteras y las reparaciones poniendo cemento para tapar esas goteras no sirven. No nos dan soluciones reales y nadie nos va a responder por lo que se daña”.


Fecha: