Por Andres Felipe Yepes

@afyepesb

El principal culpable de lo que pasa hoy en Atlético Huila es Juan Carlos Patarroyo. Desde su llegada al Equipo ha habido una inestabilidad en la parte técnica, ya que ha entrado en un comportamiento que más que cualquier otra cosa es un círculo vicioso.

Lo primero que hace es traer un técnico de afuera, si éste empieza a tener resultados lo deja trabajar y es un poco más mesurado en sus «sugerencias», pero si no empieza bien o los buenos resultados no se dan, estas «sugerencias» se vuelven imposiciones.

Estas imposiciones van desde «este jugador no juega más o de acá en adelante jugamos con el equipo sub 20» como ocurrió con Santa. Esto va hasta que el cuerpo técnico no le hace caso o se aburren y se van. Acá echa mano del DT de la sub20

El DT de la sube 20 está hasta finalizar el torneo y después vuelve a traer un técnico de afuera y se repite la historia. El único con el que no pudo hacer esto fue con ‘Pecoso’ Castro, porque se fue para el Cali antes de que pudieran empezar a llegar las «sugerencias» del dueño

Lo más grave de la situación es que no se ve por dónde pueda mejorar, porque con el paso del tiempo el señor Patarroyo se toma más confianza y se mete más en los temas técnicos del equipo.


Fecha: