Con motivo de la celebración del Día Mundial del Trabajo y el cambio en el Ministerio de Trabajo,el Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario señaló que debe diseñarse un esquema de reintegración social para excombatientes y reparación de víctimas a través de rutas preferenciales de acceso al trabajo.
Iván Daniel Jaramillo, investigador del Observatorio, dijo que el trabajo como fórmula de no reincidencia debe ser considerado en el esquema de construcción de paz para los 10.000 y 3.000 combatientes de las Farc y el Eln, respectivamente,que se reintegrarán al sistema de relaciones laborales.
“La política laboral de posconflicto debe estar centrada en la rehabilitación descentralizada de las zonas afectadas por el conflicto, focalizados en lo rural para extender las garantías que emanan de las relaciones laborales a las relaciones entre tierra-capital y trabajo”, explicó.

Soluciones puntuales
La formalización de los sistemas de producción agrarios, a través de la extensión de cobertura del piso de protección social y el acceso a servicios asistenciales y económicos, debe acompañar la ruta de reintegración social.
Para Jaramillo es necesario reorientar los servicios de formación públicos hacia la formación para el trabajo como mecanismo de corrección para la inclusión laboral, tal como lo evidencia la composición escolar de los 57.378 desmovilizados, de acuerdo con los datos de la Agencia Colombiana para la Reintegración, que muestra un 17% totalmente analfabeta y el 46% habiendo cursado hasta tercero de primaria.
El Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario recomienda fortalecer el servicio público de empleo para robustecer los mecanismos de vinculación entre la oferta y la demanda de trabajo, estableciendo rutas de acceso preferentes para excombatientes y víctimas del conficto.
“La nueva cartera laboral debe enfocar los esfuerzos en materia de inspección, vigilancia y control en el sector agrario, para lograr la efectividad de los derechos y garantías de los trabajadores agrarios y el acceso al conjunto de bienes servicios vitales a través del trabajo”, señaló Jaramillo.
El trabajo en el posconflicto debe ser elemento fundamental en la construcción de paz para promover la reintegración social de excombatientes, la recuperación en el campo y ser parte de los sistemas de reparación a las víctimas del conflicto.
Foto http://mujer.starmedia.com/


Fecha: