El huilense Nelson Oviedo, quien se destaca por su trabajo de emprendimiento e impulsar la creación de empresas habla con Boletín Económico del Huila sobre la nueva fase de Colombia cuando se firmen los acuerdos en La Habana.

“En la medida en que haya paz, la gente puede invertir de mejor manera. Yo creo que tiene que ir un componente muy importante dentro de la paz y son las oportunidades para más gente”, afirma el huilense Nelson Oviedo Polanía, quien lleva 18 años de residencia en el exterior.
En diálogo con Boletín Económico del Huila, Oviedo destacó que por medio del emprendimiento “nosotros podemos empezar a hacer pequeños negocios y darle soluciones a los problemas que tiene la gente. Entonces, el emprendimiento puede ser un elemento fundamental dentro del posconflicto en Colombia”.

Desde el punto de vista del emprendimiento ¿cuál es el mensaje que se le puede dar a la ciudadanía, teniendo en cuenta temas como el posconflicto?
El posconflicto supone una gran cantidad de retos que hay por delante, es decir que se requiere que las personas tengan más oportunidades de empleo, que exista una transformación en la mente de las personas, porque cuando hablamos de un proceso de paz, estamos hablando de que todo un país debe pasar a una nueva etapa de crecimiento y den oportunidades a la gente que no las tiene, que no tengan armas. Y una forma de hacerlo es el emprendimiento, porque por medio del emprendimiento nosotros podemos empezar a hacer pequeños negocios y darle soluciones a los problemas que tiene la gente, entonces el emprendimiento puede ser un elemento fundamental dentro del posconflicto.

¿Cómo hablarle a la persona que toda la vida ha estado en la guerra para que se reinserte en la sociedad?
Ese tema es importante, porque es mostrarles a las personas otras alternativas de vida. Yo creo que hay muchas necesidades en el mundo que hay que resolver. Si vemos a nuestro alrededor, estamos sufriendo un cambio climático, retos significativos a nivel internacional, cada uno de esos retos significa oportunidades. Entonces, ese reinsertado se encuentra con una sociedad muy diferente y con muchos retos sin resolver y eso implica oportunidad de negocios.

En esas oportunidades de negocio, desde México, ¿cómo ve a Colombia?
Yo creo que a Colombia en el exterior se le sigue viendo como un país de progreso, pujante, pues ha firmado con México Tratados de Libre Comercio muy significativos y esto hace que a nivel internacional Colombia siga ganando cierto protagonismo.

Ese protagonismo con el proceso de paz, con el posconflicto, ¿deberá ‘disparar’ el progreso?
Yo creo que sí, porque en la medida en que haya paz, la gente puede invertir de mejor manera, yo creo que tiene que ir un componente muy importante dentro de la paz y son las oportunidades para más gente. Me gustó mucho la visita que hizo el Papa Francisco a México. Allá él nos habló de la inclusión, de la cultura del descarte, donde mucha gente se está quedando sin oportunidades. Entonces si Colombia vive un proceso de reinserción, no puede excluir a nadie, ni siquiera a los que no vivieron toda una vida en la guerra, pues ellos también se sentirán excluidos. Yo creo que a esas personas, a todas, también se les debe dar oportunidades, y es donde el modelo económico debe absorber todo ese talento humano, y hay que buscar en esa medida que haya oportunidades para todos.

¿Qué es Emprende Región?
Emprende Región es un sistema mediante el cual los emprendedores desarrollan habilidades comerciales, es bien importante que la persona sepa cómo hacer un plan de negocios, cómo generar estrategias, cómo articular su equipo de trabajo, esa parte es importante. El segundo componente es el Plan Integral de negocios, es decir que la persona sepa hacía dónde dirige su negocio. Se requiere generar ese puente por el cual uno pueda acercarse a la meta.

¿Cómo asume la gente este tipo de mensaje cuando nos hemos venido acostumbrando a hacer una cosa de una misma manera?
La gente lo ve como que yo no puedo invertir dinero en mi capacitación, porque prefiero comprar cosas para mi propio negocio, esa es la prioridad: las cosas físicas. Sin embargo, si usted tiene los componentes físicos, pero el esquema mental no está preparado difícilmente se van a poder dar los resultados. En esa disyuntiva se ven envueltos muchos emprendedores, pues o invierto en mi negocio o invierto en mi capacitación. Uno ve casos en los que muchos negocios no logran superar el primer año de existencia. Cerca de un 80 %. Muchos negocios cierran en su primer año por esa razón. Entonces la tarea está en saber que arrancar un negocio es una labor compleja, depende de nuevas habilidades y que invertir en eso es algo positivo.

Hablábamos que es un buen negocio la paz, que hay invertir en todas estas personas, tanto la ciudadanía, militares y exguerrilleros, y que además llegue la educación y el progreso.
Es lo que esperaríamos todos. Se tiene que eliminar este conflicto armado y que estos recursos lleguen a estas áreas, claro que no será de inmediato, pero que vivamos un país donde haya menos soldados, y haya más policías, más médicos, yo creo que eso es lo que necesita el país.

Y en ese sentido la capacitación empresarial que usted ha venido impulsando en México y ahora acá en Colombia ¿cómo ayudaría en esa meta?
Tenemos una metodología que va enfocada a desarrollar el talento humano en el nivel de supervisores. Esto es que los supervisores tengan liderazgo, mejor comunicación con el personal. Eso es muy incluyente, porque es que la persona que está en el nivel básico de la organización aporte soluciones, ideas a la mejora de la empresa, es un proceso bonito donde todo el mundo está viendo para el mismo lado, se están midiendo los indicadores y se está buscando la mejora. Ese es un punto muy importante, es una metodología de una organización internacional. Hay otro punto bien interesante que hace referencia al desarrollo de proveedores, que explica que cómo las microempresas pueden venderle a las grandes empresas, porque estas microempresas necesitan hablar del lenguaje de la calidad, hablar de precios competitivos y entonces ahí es donde se inician las alianzas entre empresas pequeñas y grandes, lo cual es bueno porque pueden intercambiar tecnología, conocimiento y de esa manera dinamizar la economía.

En ese sentido, el Huila en particular ¿cómo lo evalúa, cómo lo observa para arrancar ese proceso?
Un punto bien importante es la capacitación, hay que educar a la gente, hay que darle oportunidades, es decir que vamos a invitar a las personas para que se unan al emprendimiento por medio del desarrollo de habilidades, a partir de desarrollar planes de negocios y permitiéndoles coger experiencia a través del Sena, un Plan Integral donde las personas tengan el conocimiento y también los recursos. En el Huila y en Colombia se pueden crear proyectos que generen alto impacto, que sean de mayor valor agregado, que beneficien a más personas y logren captar recursos.

Un mensaje para la gente universitaria que se está formando…
Es muy importante la capacitación para formar emprendedores. Sin embargo, es un riesgo, no es fácil emprender, es decir que hay que pagar un precio de quizás no tener un salario semanal o quincenal, el hecho de no tener prestaciones sociales. Así que no es fácil para el que se va a colocar en una empresa y entender que podemos aportar tanto emprendedores como empresarios.
Nelson Oviedo - Bridge2b (4)