Conscientes de la amplia riqueza natural con la que cuenta el municipio de Colombia, un grupo de pobladores de la zona rural decidieron unirse por la conservación de la biodiversidad y consolidaron el grupo de monitoreo comunitario “Guardianes del Ambicá”, haciendo un homenaje a una de las principales fuentes hídricas que bañan este región del departamento.

Este grupo de monitoreo está conformado por 17 líderes ambientales del que hacen parte niños, niñas, jóvenes y adultos pertenecientes a las veredas Las Lajas, El Diamante, La Legiosa y El Dorado, área amortiguadora del Parque Natural Regional Páramo de Las Oseras y de la cuenca del rio Ambicá, áreas  estratégicas que brindan bienes y servicios ecosistémicos a la comunidad rural y urbana del municipio de Colombia.

Este grupo pretender monitorear especies focales como el Águila Real de Montaña, el Oso de Anteojos, la Danta de Páramo, el Lorito Orejiamarillo entre otras. Así mismo, busca fomentar la conciencia ambiental para que la comunidad emprenda acciones de conservación de los recursos naturales, los ecosistemas y su biodiversidad.   

Según Luis Fernando Cruz Esquivel, representante del grupo “Guardianes del Ambicá”, desde hace tres años venían con la idea de conformar un grupo para monitorear la biodiversidad de la zona.

“A través del avistamiento de aves iniciamos una labor de educación ambiental teniendo en cuenta que se nos han unido varios campesinos y excazadores, que con sus conocimientos sobre diferentes especies nos han enseñado la gran biodiversidad con la que contamos”, afirmó Cruz Esquivel.

Por su parte, Israel Moreno campesino del municipio de Colombia, expresó que se unió al grupo porque siempre ha estado interesado en conocer el páramo y aprender sobre la fauna silvestre.

“Esta zona es el hábitat del Águila Real de Montaña y de otras especies sombrilla que están en peligro de extinción, por eso queremos aportar para conservarlas y que las futuras generaciones puedan gozar de su existencia. Hoy agradezco a las diferentes personas que han hecho posible la conformación de este grupo de monitoreo y quiero invitar a más personas de la comunidad a que cuidemos nuestros animales, los bosques y el agua”, destacó Moreno.

Ecosistema

El municipio de Colombia es privilegiado al ubicarse sobre el complejo de páramo Cruz Verde, Sumapaz, considerado uno de los ecosistemas más grandes del mundo. Por su ubicación, esta zona tiene conexión ecológica con el Parque Natural Regional Páramo Las Oseras,  el páramo Cruz Verde y a su vez con el corredor Sumapaz-Picachos.

Las características ecosistémicas del municipio están relacionadas con la evolución de la cordillera oriental y en particular por su ubicación estratégica evidenciada por la variedad de paisajes, tipos de relieve, diversidad de suelos y la complejidad ecológica representada en la diversidad de especies silvestres que coadyuvan en el mantenimiento del equilibrio ecológico y garantizan la oferta de bienes y servicios. El sistema hídrico del municipio está representado por los ríos Ambicá, Blanco, Cabrera, entre otros, sistema hídrico que posibilita que el desarrollo agropecuario sea la base de la economía.

Grupos de monitoreo, estrategia de conservación

En ejecución del plan de conservación de especies amenazadas, se ha desarrollado actividades dirigidas a la preservación de las especies sombrilla y su hábitat, entre ellas, el Oso de Anteojos, Danta de Montaña, Cocodrilo del Magdalena y el Águila Real de Montaña; por ello, se vienen generando y fortaleciendo espacios de educación ambiental y trabajo comunitario con las poblaciones que comparten territorio con este tipo de fauna silvestre.

“Un grupo de monitoreo comunitario de la biodiversidad, es un conjunto de personas unidas por la voluntad de conservar los recursos naturales de su entorno, principalmente, las especies de fauna silvestre con las que cohabitan. Estos grupos están conformados por habitantes de áreas estratégicas de conservación, quienes  cuentan con un importante conocimiento empírico sobre la biología y ecología de las especies, lo que hace indispensable su participación en los procesos de monitoreo y conservación”, sostuvo Katherine Arenas Bióloga.

En el Huila se inició el proceso de monitoreo comunitario en el año 2012 y desde entonces se han consolidado 19 Grupos de Monitoreo Comunitario, conformados por un total de 289 integrantes, sumando el recientemente conformado en el municipio de Colombia.

La principal técnica de monitoreo que se implementa con los grupos de monitoreo es el fototrampeo, esta importante herramienta está siendo utilizada para registrar animales que no son visibles fácilmente y que poseen bajas densidades. Es un instrumento útil y consiste en la instalación de cámaras de fototrampeo o cámaras trampa, las cuales tienen sensores infrarrojos que perciben el calor emitido por los animales a su paso, recolectando registros fotográficos y de video de gran valor para los estudios ecológicos que realiza la autoridad ambiental del Huila. 


Fecha: