No terminaba la primaria cuando fue abordado por integrantes de las Farc que lo reclutaron forzadamente para compensar la pérdida de hombres en sus filas. Con engaños le entregaron un fusil y le dieron la orden de realizar inteligencia delictiva a la Fuerza Pública para el posterior planeamiento de atentados.
Cansado por las extenuantes jornadas, no propias de su edad y guiado por el temor de ser capturado o muerto durante las riesgosas actividades que le encomendaban, alias ‘Brayan’, como lo apodaron en las Farc, tomó la decisión de escapar hasta encontrarse con tropas del Batallón de Infantería No. 26 ‘Cacique Pigoanza’ de la Novena Brigada en zona rural del municipio de Garzón, Huila; soldados que ahora trabajan para contribuir a el resarcimiento de sus derechos.
La unidad militar pudo establecer que el menor que hoy tiene 15 años de edad, fue reclutado por el Frente III ‘Oswaldo Patiño’, cuando solo llegaba a los 14, durante éstos 12 meses se encargó de vigilar cada uno de los movimientos del Ejército en zona rural de Belén de los Andaquíes en el departamento del Caquetá y de establecer las rutas para la siembra de artefactos explosivos.
Los soldados de la Novena Brigada hacen un llamado a padres de familia y docentes para que ante la amenaza de reclutamiento forzada, acudan a las autoridades competentes a fin de evitar que más niños sigan siendo utilizados para la guerra.


Fecha: