Durante un día los habitantes de la vereda La Pradera del municipio de San Agustín y zonas circunvecinas, recibieron los beneficios de la Jornada de Apoyo para el Desarrollo organizada por las tropas del Batallón de Infantería No. 27 ‘Magdalena’ en cumplimiento al protocolo de atención a la población vulnerable del Departamento.
Fue así como, con el único deseo de contribuir al progreso de los habitantes de esta importante zona, profesionales en la salud, peluqueros, personal del Distrito Militar No. 56, del Gaula Militar Huila, soldados con conocimientos en recreación y todo un equipo de hombres y mujeres dispuestos a servir, llegaron hasta la vereda epicentro de la jornada social.
El lugar fue acondicionado con carpas que hicieron las veces de consultorio para ofrecer a la comunidad consultas en medicina general, odontología, vacunación y la entrega de medicamentos completamente gratis, servicios que fueron bien recibidos por los habitantes que por la distancia hasta el casco urbano, pocas veces hacen uso de estos beneficios.
A la par, los soldados se concentraron en la reestructuración de la capilla. Durante el día estos héroes de la Patria combinaron su tarea de prestar seguridad con la del manejo de la brocha para con ello lograr el mejoramiento del centro religioso de la localidad, momentos que a su vez fueron aprovechados para encomendarse al Todopoderoso.
Llegó la hora de la diversión, un refrigerio fue el preámbulo para recibir en la tarima al emulo de Rafael Orozco, al Alazán Ranchero y al grupo de música bailable que se unió a la Jornada de Apoyo al Desarrollo, para sacar de sus preocupaciones y entregar alegría a los habitantes de este prospero sector.
La jornada lúdica fue aprovechada por los soldados para realizar concursos en los que como premio fueron entregados kits escolares, un incentivo para que los pequeños regresen a clases.
Un ingrediente más se sumó a la jornada, la olla comunitaria: en torno a ella, población civil y los soldados se unieron para lograr el almuerzo y para demostrar que cuando se trabaja en equipo se mejora el bienestar de una comunidad.
A su turno el Gaula Militar Huila se unió con campañas de prevención en contra de la extorsión, mientras el Distrito militar No 56 se hizo partícipe brindando información y asesoría a todos aquellos interesados en definir su situación militar.
A la Jornada Humanitaria se unió la Alcaldía Municipal, la Secretaria de Cultura y la ESE del municipio, instituciones que aportaron su granito de arena en la búsqueda de un mejor bien – estar para los pobladores del área rural.
Al final la recompensa para quienes se comprometieron y entregaron sus conocimientos al pueblo colombiano, fueron los gestos de agradecimientos que se grabaron en sus mentes y en sus corazones.


Fecha: