Llegaron para vencer miedos, demostrar constancia, perseverancia y para alcanzar metas.

No fue impedimento el inclemente sol, desde las 6:30 de la mañana, los participantes del Cross Game arribaron a las instalaciones de la Novena Brigada para vivir una experiencia de honor y gloria y para aportar al bienestar y el mejoramiento de calidad de vida de los niños con capacidades especiales hijos del personal militar.
Muchos amigos entre sí, conformaron sus propios equipos, mientras otros llegaron en busca de nuevas amistades para demostrar que cuando se quiere vencer, la voluntad es el principal ingrediente.
Mimetizaron sus rostros y se pusieron la camiseta de Héroes Multimisión para participar de una experiencia única que inició con la bendición del capellán de la unidad militar.
Con el lema “Lo que aquí comienza cambia el mundo”, los participantes recibieron la energía para poner a pruebas sus habilidades, desafiar obstáculos y estar dispuestos a ganar al ponerse, por un día, en las botas de un soldado de la Patria.
Al término de la jornada, los equipos, 33 en total, pasaron las pruebas de atletismo, manejo de brújula, combate urbano, arma y desarme de morteros, halado de vehículo pesado y paso de pista.

Los ganadores.
Al final cada participante se declaró ganador: ganaron confianza en sí mismos, aprendieron la importancia del trabajo en equipo y conocieron lo que significa para un soldado estar física y mental preparado para salvaguardar su país.
Sin embargo, como en toda competencia, se premió el primer, segundo y tercer puesto. Trofeos y medallas que fueron obtenidos por los equipos Rondón 5 con un tiempo de 1:19:00”, Ricaurte 1 con 1:34:22” y Caldas 2 con 1:38:33”. Grupos que dejaron todo en cada uno de los retos.
Cada participante cumplió su meta, desafiaron sus temores y pusieron su granito de arena en pro de los niños con retos especiales hijos de los Héroes Multimisión del Ejército Nacional.