Con la satisfacción del deber cumplido, acompañado de sus soldados, autoridades eclesiásticas, gubernamentales, de Policía, dirigentes gremiales y personalidades del Huila, el coronel Eduardo Alberto Arias Rojas entregó el mando de la Novena Brigada al también coronel Edwin Becerra Díaz.

Durante el acto protocolario que estuvo presidido por el Brigadier General Óscar Reinaldo Rey Linares, comandante de la Quinta División del Ejército Nacional, el oficial saliente se dirigió a las autoridades y los habitantes del Huila para agradecer el respaldo y solidaridad, al tiempo que reconoció en sus soldados la valentía, sacrificio y compromiso en pro del cumplimiento de la misión.

 “Gracias a este esfuerzo mancomunado podemos manifestar a todos los huilenses que cumplimos el plan de campaña y los lineamientos del Comando de la Quinta División, a pesar de las vicisitudes y los retos constantes que se han tenido que enfrentar con fortaleza y decisión, se lograron las metas trazadas, que más que una estadística, se traducen en esa importante e imperiosa necesidad de garantizar bienestar, paz, seguridad, convivencia, libre locomoción, inversión y turismo”.

Al entregar el mando el balance es positivo, durante los 11 meses de liderazgo al frente de la Novena Brigada, se registraron 599 capturas, entre las que se destacan las afectaciones al Grupos Armado Organizado ELN y a los Grupos Armados Organizados Residuales como las disidencias de la columna móvil Dagoberto Ramos y la Segunda Marquetalia con sus subestructuras Fernando Díaz, Óscar Mondragón, Alfonso Cano y Carolina Ramírez, en total 62 integrantes fueron puestos a buen recaudo de las autoridades.

Cabecillas principales, mandos medios, los encargados de fortalecer las economías ilícitas y del reclutamiento de menores, fueron capturados y judicializados, impidiendo el asentamiento y expansión de las organizaciones ilegales en territorio Opita, así como la afectación a los gremios productivos y gentes de bien del Departamento.

Así mismo, se registraron 359 capturas de los grupos de delincuencia organizada, 24 personas por secuestro y extorsión, al tiempo que se logró conducir para el restablecimiento de sus derechos a 24 menores de edad y 12 integrantes de las estructuras ilegales se sometieron a la justicia.

Otro de los logros significativos se materializó en la lucha contra el narcotráfico, el peor mal que afecta a la Nación, 91 personas fueron capturadas, más de nueve toneladas de estupefacientes fueron incautados, entre marihuana, pasta base de coca y clorhidrato de cocaína, así mismo se logró el decomiso de 394 kilos de insumos sólidos y  877 galones de insumos líquidos y un total de 84 vehículos fueron puestos a disposición de la autoridad competente.

Importantes resultados que fueron posibles gracias a la consolidación de una fuerza cohesionada entre Fuerza Pública, autoridades de Gobierno y comunidad, unión que permitió incautación de 63 armas de fuego y más de 12.471 cartuchos, así como la neutralización de siete minas antipersonal, diez artefactos explosivos improvisados y 70 kilos de explosivos que, con su presencia en los campos huilenses, amenazaban la integridad de nuestros campesinos.

Es importante resaltar las labores de Desminado Humanitario que a la fecha han permitido entregar 17 de los 37 municipios del Huila, libres de sospecha de minas antipersonal, permitiendo que al campo retorne la inversión y el progreso, contribuyendo a su vez a catapultar el turismo.

Coronel Edwin Becerra Díaz

“No hay gloria más grande dentro de nuestra vida militar que un pueblo que no olvida, sino que valora las ejecutorias que dejamos plasmadas durante nuestro paso por un departamento. Como bien lo reza su himno “es el Huila mi sentir, doy mi vida por volver, a mi tierra querida, cantarle con placer”, dos años después, con la experiencia que nos dejó el paso por la Jefatura de Operaciones del Ejército Nacional y la Segunda División ubicada en el Nororiente Colombiano, con la mayor disposición de servicio por estas tierras de nevados y desiertos, sabanas y llanuras, se convierte para mí en un inmenso orgullo, aportar cada día al fortalecimiento de un territorio que en otrora sufrió las inclemencias de la violencia, pero que gracias a la valentía de nuestros héroes y el apego de la comunidad, hoy se consolida en estabilización y prosperidad. Gracias infinitas por permitirme volver a una tierra de promisión que quiero con todo el corazón.

Hoy, frente a este Campo de Paradas y ante la mirada de todos ustedes, me comprometo a continuar el legado y las misiones cumplidas que alcanzamos durante mi cargo como comandante del Batallón de Artillería No. 9 Tenerife, en el año 2018-2019.

Decirles que el nuevo reto asumido en esta inolvidable fecha, marca no solo el inicio de una importante fase en la vida militar de un soldado, sino que es el resultado de haber hecho las cosas bien, de su incondicional apoyo, del trabajo en equipo y de los logros alcanzados que nos trazan los objetivos ante el decoro que se me impone al asumir este mando”.

Con este compromiso de honor, asumió el mando de la Novena Brigada, el coronel Edwin Becerra Díaz. El alto oficial nació en Ibagué Tolima; inició su carrera militar en el año 1994, obteniendo el grado de subteniente en 1996, pertenece al arma de Artillería con especialidad en Sistemas de Campaña.

Dentro de su perfil profesional cuenta con una maestría en Seguridad y Defensa Nacional, especialización en Gerencia Logística, pregrado en Administración Logística y en Ciencias Militares, así como diplomados, seminarios y congresos, entre los que se destaca: Nuevo Sistema de Enjuiciamiento Criminal con Énfasis en los Delitos de Extorsión y Secuestro, Derecho Internacional Humanitario, Gerencia y Administración Penitenciaria, Ética Militar Transiciones Post Conflicto y Prevención de la Violencia Contra la Mujer.

En su trayectoria militar ha realizado, entre otros, los cursos de explosivos, paracaidismo, mantenimiento de morteros calibre 60 y 81 y operaciones defensivas de morteros.

Durante su carrera se ha destacado por su liderazgo y disciplina en diferentes cargos, siendo el más reciente el de Director de la Dirección de Control Territorial del Ejército Nacional, así mismo fue Comandante del Batallón de Artillería N.° 9 Tenerife, Comandante del Gaula Militar Santander, miembro del Estado Mayor de la Fuerza de Tarea Vulcano, Ejecutivo y Segundo Comandante del Batallón de Artillería N.° 13 y Comandante del Batallón de Combate Terrestre N.° 64, entre otros.

En virtud a sus logros durante sus más de 27 años de carrera militar, ha recibido 242 felicitaciones, 15 medallas militares, dos medallas extranjeras y cinco condecoraciones y menciones honoríficas nacionales.

El Coronel Becerra Díaz está casado con la señora María Celina Giraldo Cruz y es padre de María José y Juan José, son ellos, al igual que sus padres Jaime y Rosa, su mayor fortaleza y el impulso para no ser inferior a los retos que le otorga el cargo de Comandante de la Novena Brigada del Ejército Nacional.


Fecha: