La operación se logró gracias a la información suministrada por la Red de Aliados para la Prosperidad y al agudo olfato del canino antinarcótico.

La información con las características de un vehículo en el que al parecer se transportaba un importante cargamento de estupefacientes, llevó a tropas del Batallón de Infantería No. 27 ‘Magdalena’ de la Novena Brigada en coordinación con efectivos del Departamento de Policía Huila, a intensificar los controles y hacer uso del binomio canino; acciones que permitieron propinar un duro golpe al narcotráfico.
Esta vez, los narcotraficantes emplearon la parte superior de la carpa del vehículo tipo camión identificado con la placa TDM 015, para ocultar aproximadamente 106 kilos de pasta base de coca distribuidos en 67 paquetes.
El minucioso registro estuvo acompañado de ‘Wendy’, canino antiexplosivos que tras dar la señal de positivo para estupefacientes, condujo a las tropas a intensificar la inspección que finalmente permitió hallar el cargamento.
Las investigaciones preliminares han permitido establecer que la sustancia ilícita tenía como ruta Putumayo – Pitalito – Popayán, destino desde donde posteriormente buscaría ser sacado hacia otras zonas del país, con el objetivo de incrementar su valor en el mercado ilegal.
Durante la operación se logró la captura en flagrancia de dos personas identificadas como Luis Alberto Melo de 42 años de edad y Anyi Paola Caicedo de 28 años, quienes tras dársele a conocer sus derechos fueron puestos a disposición de la autoridad competente para el procedimiento judicial por el delito de Tráfico, Fabricación y/o Porte de Estupefacientes.
Un significativo golpe que afecta las finanzas de las bandas de narcotraficantes, cercando sus corredores de movilidad y que como objetivo principal, contribuye a salvaguardar la salud pública y la seguridad de los ciudadanos de bien.

Declaraciones del coronel Oscar Armando Rodríguez, comandante de la Novena Brigada del Ejército:

Aquí, video del operativo