En la vereda El Carmen de San Agustín, unidades del Batallón de Infantería No. 27 ‘Magdalena’, guiados por información suministrada por la Red de Aliados para la Prosperidad, erradicaron una hectárea de marihuana compuesta por 200 matas.
Y es que los cultivos ilícitos siguen siendo una de las fuentes de financiación de las organizaciones armadas al margen de la Ley y de las bandas delincuenciales. Por ello, la Novena Brigada ha fortalecido su accionar para combatir este delito del Departamento.
En la vereda Alto Cocal del municipio de Neiva, tropas del Batallón de Artillería No. 9 ‘Tenerife’, ubicaron un cultivo compuesto por dos hectáreas de hoja de coca. Las 800 matas que conformaban la plantación ilícita fueron erradicadas de manera manual por los soldados que hacen presencia en esta zona del Departamento.
A la par con las acciones para afectar el andamiaje financiero, las tropas adelantan este tipo de operaciones pensando en proteger el medio ambiente, toda vez que la siembra de este tipo de cultivos, representa una significativa afectación al ecosistema.
Los primeros efectos ambientales comienzan con la destrucción de la flora nativa, el agotamiento de la materia orgánica de los suelos de vocación forestal con la posterior generación de procesos erosivos, la destrucción de las cadenas tróficas y de los nichos ecológicos con la subsiguiente disminución del potencial genético, ocasionando migraciones y retroceso de especies animales propias de estos espacios.


Fecha: