Incertidumbre por los gastos que deben hacer los caficultores para proteger a los cosecheros, a otros trabajadores y a los cafeteros mismos, en sus fincas, ante el pico de la pandemia y el cumplimiento de las medidas de bioseguridad

Redacción
Luego de la Primera Asamblea Nacional Virtual de la Dignidad Cafetera surgieron graves y preocupantes análisis que alarman al sector cafetero que está a pocos días de afrontar la llegada de la cosecha, que habrá de recolectarse en el segundo de semestre del 2020.
Falta de garantías gubernamentales, pico de la pandemia por COVID-19, dificultad en el traslado de recolectores, cumplimiento de las medidas de bioseguridad, entre otros, son los problemas que ponen a los caficultores colombianos en un panorama hostil.
Otra de las grandes preocupaciones es la escasez de recolectores que se puede presentar en municipios que tienen pocos productores y miles de hectáreas con productividades elevadas, no es claro cómo se desarrollará la cosecha.
Sumado a lo anterior, la poca claridad ante el desplazamiento de cosecheros por las restricciones que aún se presentan en el transporte interdepartamental e intermunicipal, acrecienta los problemas de los cafeteros.
Así mismo, desde la Federación Nacional de Cafeteros y el Ministerio de Salud, no se han brindado respaldos económicos, dejando en total abandono a los productores del grano.
Finalmente, la incertidumbre por los gastos que deben hacer los caficultores para proteger a los cosecheros, a otros trabajadores y a los cafeteros mismos, en sus fincas, ante el pico de la pandemia que se presentará en los meses de agosto y septiembre en varias regiones productoras que recogen la cosecha principal en este semestre, hacen parte de las problemáticas que están afrontando los cafeteros colombianos.


Fecha: