Diez extranjeros compartieron esta semana sus aportes para Colombia y experiencias de éxito en sus países, en el primer Simposio Internacional de Crecimiento Verde y Política Económica, organizado por el Departamento Nacional de Planeación (DNP).

Bogotá El Simposio de Crecimiento Verde y Política Económica realizado por el DNP esta semana, en conjunto con la Universidad de Los Andes, sirvió de vitrina para presentar herramientas y enfoques vanguardistas frente al crecimiento verde, nutriendo las discusiones que adelanta la Misión de Crecimiento Verde del DNP, liderada por Hernando José Gómez. El Simposio, que reunió a más de 300 personas, hizo énfasis en cuatro áreas: economía del comportamiento, economía circular, modelación económica, e instrumentos económicos para el crecimiento verde.
El sentido de urgencia frente a la adopción de políticas de crecimiento verde lo dejó claro el francés Gaël Giraud, economista jefe de la Agencia Francesa de Desarrollo. “El planeta podría alcanzar un aumento de la temperatura promedio global de casi 6°C al finalizar este siglo, si no se toman las medidas adecuadas en materia de control a las emisiones de gases efecto invernadero. De hecho, aún si se implementaran los compromisos de todos los países en el Acuerdo de París, suscrito en la COP 21 (2015), “el aumento de la temperatura alcanzaría 3,5°C”, señaló Giraud.

La voz del DNP
En la apertura del evento, en la Universidad de los Andes, el director de la Misión, Hernando José Gómez, hizo un recuento de los logros y avances de esta iniciativa y señaló que “A mediados de 2018 tendremos resultados de la Misión, con la finalización de los estudios en marcha”.
El subdirector Territorial del DNP, Juan Felipe Quintero, explicó en su intervención que conservar el capital natural y asegurar la calidad de los recursos naturales debe ser una de las prioridades de Colombia. “Nuestro país presenta oportunidades para mejorar el uso eficiente de sus recursos. Si bien se ha mejorado la productividad del uso del agua en 14,5% en los últimos 12 años, esta sigue siendo seis veces menor que la de países OCDE”, comentó Quintero.
También recordó que la contaminación del agua en Colombia está concentrada en cerca de 100 municipios, generada, entre otros, por los vertimientos del sector doméstico (69%) y la industria (28%). Sobre los bosques, indicó que en los últimos 25 años Colombia perdió 5,2 millones de hectáreas.
Para finalizar, Quintero comentó que el cambio en el uso del suelo, la actividad agropecuaria, las industrias de la energía y el transporte son los sectores que más contribuyen con las emisiones de carbono. “Colombia será un referente en América Latina en cuanto al Crecimiento Verde a 2030. El país incrementará su crecimiento económico y competitividad, conservando el capital natural y reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero”, concluyó Quintero.

Otros expertos internacionales
Por su parte el holandés Reyer Gerlagh, Director del Departamento de Economía de la Universidad de Tilburg, hizo varias recomendaciones para establecer estrategias de crecimiento verde en Colombia: “El costo de las políticas de sostenibilidad ambiental en Colombia es insignificante respecto al crecimiento económico que pueden generar. El crecimiento verde debe combinar buenas políticas públicas con apoyo a la industria. Colombia debería construir infraestructura que la conecte con el mundo. El registro de tierras es un tema muy serio en Colombia. El sector privado es fundamental en este propósito. Si Colombia aprovecha sus condiciones para crear un modelo creativo de crecimiento verde, podría crecer al 4 % anual”, dijo Gerlagh.
Una de las presentaciones más interesantes fue la del costarricense Francisco Alpízar, director de investigación del Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza Superior (CATIE), quien expuso sobre el rol de la economía del comportamiento para políticas ambientales. “Para lograr un desarrollo más sostenible, tenemos que trabajar en las pequeñas decisiones individuales y de las empresas. Debemos trabajar en las decisiones que cambien el comportamiento del ser humano con el ambiente. El papel de los medios de comunicación y formadores de opinión es crucial para encuadrar de mejor manera el asunto del Crecimiento Verde”.
En su turno, el economista holandés Arnold Tukker, profesor de Ecología Industrial de la Universidad de Leiden, se refirió a la economía circular como herramienta para reducir la intensidad en el uso de materiales, así como la menor generación de residuos. “La construcción de conciencia ecológica debe permear a los nuevos administradores de empresas para nuevos negocios. Los compromisos del consumidor deben ser prioridades para lograr un crecimiento sostenible. La investigación colaborativa entre naciones debe ser fundamental en la economía circular”, comentó Tukker.
El Simposio Internacional de Crecimiento Verde y Política Económica estuvo liderado por la Misión de Crecimiento Verde del DNP, el Instituto Global de Crecimiento Verde (GGGI), la facultad de economía de la Universidad de Los Andes, el Ministerio de Hacienda y Crédito Público y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).