2016 es, sin duda, el año de la reinvención de Flora Martínez, el año en que ha salido a flote su verdadera esencia: la bailarina, la cantante y actriz que lleva en su ser a Frida Kahlo. Hoy estrena el álbum musical ‘Flora’ en el que explora su conexión más íntima con el género de la bossa nova y el jazz. Libre de culpas y del peso del pasado da rienda suelta a su vocación artística interpretando Happy, Thecaptain of herheart, Makeyoufeelmylove, Thescientist, Los aretes de la luna, Let’sstaytogether, Safe and sound, De música ligera, True colors y GimmeShelter.
flora-martinez-1

Flora empieza hablando de su primer álbum discográfico con una frase que le sale del alma y que define toda una vida:“Siempre extrañé tener una voz propia. No quería seguir siendo un simple títere de las historias de los otros. Me tomó todos estos años lograr el coraje de encontrarme y de permitirme tenerla”.
Todos esos años a los que hace referencia son cerca de veinte. Y lo que ha salido de esa búsqueda personal es un disco maduro llamado Flora,una artista renovada que dedica su tiempo a lo que ama y le permite crecer, y quien hoy defiende lo que es y el destino que ha elegido.
Ahora Flora Martínez canta y saca adelante su propio proyecto musical que lleva su nombre, escribe el guion de la primera película que dirigirá,actúa en el monólogo sobre el personaje que más la ha marcado, Frida Kahlo y hace, en definitiva, aquello que le emociona. Todo con la tranquilidad y la certeza de no tener “que rendir cuentas y de que ya no necesito cumplir con las expectativas de ser un estereotipo. Ahora puedo ser yo”.
Quizás nada más crucial que eso para poder disfrutar de la mejor Flora Martínez de toda su carrera artística. Lejos de la obligación de gustar, gusta. Lejos de la imposición de ser gran actriz, lo es porque le fluye y porque se ha impuesto superarse a sí misma. Y antes que robarse grandes escenarios con artificios musicales, se gana el amor de los oyentes por la honestidad de su voz y de su propuesta.
Su apuesta musical está condensada en su álbum Flora que refleja, a través de cada uno de los temas del disco, momentos importantes de su vida. Ella decidió moldearlos a su voz y a su estilo, probarlos de diferentes formas hasta hallar el que mejor le iba en “un trabajo de exploración” que hizo de la mano del “maravilloso músico de jazz que es mi esposo”, José Reinoso.
“Creo que tanto en la actuación como en la música siempre hay un diálogo y una búsqueda, y el protagonista siempre es el amor: pero el amor tiene mucha facetas, colores y protagonistas”, recuerda, al hacer memoria sobre lo que la llevó a elegir las diez canciones de su álbum, entre las que están incluidas Happy, Let’sStayTogether, Los aretes de la luna o TheCaptain of myHeart.
¿Qué más recoge este disco de la artista? Flora lo piensa y contesta sin develar el misterio: “Unos cinco amaneceres y unas cinco noches”… En realidad, su trabajo con esta propuesta musical representa una transformación artística, pero ante todo espiritual para encontrar su silencio interiory“escuchar mi propia voz, haciendo caso omiso a la culpa, a las inseguridades, a la adolescencia y a los fantasmas del pasado. Pero sobre todo, dedicando mi paciencia y estudiando con humildad algo tan exigente como la música que te lleva a caerte mil veces y te obliga a volver a intentarlo”.
Flora se siente una ahora y otra antes. De hecho, desde niña siempre quiso cantar. Y el reto más grande no fue su intensa agenda como actriz, sino cuando por fin quiso llevarlo a cabo y se encontró con el maestro “más intransigente y exigente” de su vida: su propio esposo.
Muchas veces lo intentó, pero estuvo a punto de desistir porque pensó que no avanzaría en todo lo que él le pedía. Ahora cumple el sueño y cada vez que se sube a un escenario siente una tranquilidad suprema: que está cumpliendo ese sueño que tanto le costó, y que establece un profundo grado de complicidad y de conexión hoy con los espectadores. “Éxtasis puro”, lo define ella.

flora-martinez-2

Los cambios en su vida
Y es que con el paso de los años la artista por fin pudo establecer qué era aquello que la había catapultado al éxito tan joven. No era precisamente su belleza, sino el hecho de no ser conformista con su profesión y de exigirse a dar lo mejor de sí misma desde temprana edad. Ahora, más liviana, había entendido que debía enfocar su tiempo en lo verdaderamente importante.
Por eso, musicalmente, en este trabajo la artista colombo-canadiense se propone establecer “una conversación en la que no se impone una voz sino que acompaña la melodía. La disquera buscaba esa sonoridad, y mi esposo por su parte proponía un estilo sin caer en el cliché dellounge”.
La decisión de cantar provenía del amor a unos géneros que musicalmente definían y habían enamorado a Flora Martínez: la bossa nova, el jazz y el blues, los cuales “contienen todo lo que a mí más me gusta como intérprete. Pero eso sí, son los más exigentes de todos. Así que con mucha humildad me acerqué a ellos para colorear y comenzar a formar mi sonido”.
Un sonido que también va de la mano de su trabajo en la obra Soy Frida soy libre, un monólogo de siete fragmentos en el que encarna a la pintora mexicana en una especie de biografía y relato de ficción en la que habla del amor, el sexo, el arte, la libertad y el dolor.
“Frida Khalo sin duda, es el personaje que más ha influido de todos los que he protagonizado. Frida es una purga para el alma: su contundencia, su intransigencia contra el deber de agradar, su honestidad, su maravilloso sentido del humor y la berraquera para superar lo insuperable hacen que las banalidades queden en evidencia y pierdan todo sentido”.
Flora ya se venía transformando cuando se convirtió en madre y se dio cuenta de que no debía solo darse al público, sino que había otras razones poderosas para seguir adelante.
“Ser madre me dio muchísimo coraje: luchar con la inspiración y la contundencia de un hijo a tu lado me empujó a alcanzar las metas esenciales –como las de superarme a mí misma cada día–, superar mis miedos, mis vacíos y esta insoportable levedad de ser de quienes nos cuestionamos a diario”.
De hecho, Frida, la maternidad y su álbum Flora le ayudaron a quitarse el mayor peso de su vida: la culpa.
“La culpa debe ser el sentimiento más pesado de todos y, desafortunadamente, muchas personas la adoptamos a muy temprana edad por distintas razones. A veces incluso por hechos intrascendentes. A veces se nos instala, se hace gigante dentro de nosotros y nos roba quizás uno de los tesoros más grandes que tenemos los seres humanos: la dicha de poder ser nosotros mismos, sin pedir permiso y sin la necesidad de justificar nada. Poder ir con nuestra verdad y no sintiéndonos culpables por ser felices, verdaderamente felices. Con la ecuación que eso signifique: ya sea dedicándonos a lo que nos gusta, comiendo lo que nos gusta, siendo lindos, gordos, antipáticos o amargados”.
Ahora hace lo que ama. Y cuando le preguntan qué hace con el rótulo eterno de ser considerada sexy, responde sin ambages: “Para mí, lo sexy tiene que ver con la convicción, con ser auténtico, inteligente, apasionado, misterioso; con ser un abismo, pero ser completamente noble a la vez. Si soy eso para alguien, maravilloso: hace tiempo comprendí que la belleza o la fealdad están más en el observador que en el objeto mismo”.

flora-martinez-5
El listado de ‘Flora’
Como un homenaje a las diez canciones de su álbum, Flora cierra con diez preguntas ligeras y a la vez profundas, en clave de blues, sobre su vida y mucha relación con la canción que interpreta. Cada una va precedida por el título de las canciones.

1. Happy
¿Qué ama de volver a Colombia y qué de estar lejos de ella?
Amo estar en el lugar que más amo del mundo. Y cuando estoy lejos, como en toda relación amorosa, descanso de sus defectos.

2. TheCaptain of HerHeart
¿Cómo la transforma el arte? ¿Cómo la sensibiliza?
El arte me cincela, me enseña, me insulta, me exige, me eleva. No imagino la vida sin el arte. Es Agua y Fuego, Tierra y Aire.

3. Make You Feel My Love
¿Qué canción de su álbum le dedicaría al país y cuál a una persona amada?
Gimme Shelter a mi país y Let’s Stay Together o True Colors a miamado.

4. The Scientist

La televisión, el cine, el teatro, la música… ¿cuál es su límite?
Frida me enseño que el único límite está en nuestra cabeza.

5. Los aretes de la luna
¿Qué la tranquiliza ahora y qué la altera todavía?
Me tranquiliza que ya no tengo que rendir tantas cuentas y no necesito cumplir con las expectativas de ser un estereotipo. Ahora puedo ser yo.

6. Let’s Stay Together
¿Cuáles son los vicios que no ha logrado quitarse?
El chocolate y las buenas intenciones.

7. Safe and Sound
La música ha sido una de sus pasiones. ¿Cómo ha sido su historia de amor con ella?
Jaja, para hacer corta esta historia larga, digamos que las dos nos estábamos buscando. Yo a ella en un violín o bailando un blues y ella a mí en una mujer capaz de decir las cosas como son, sin la necesidad de agradar ni el temor de incomodar.

8. De músicaligera
¿Qué la hace sentir más liviana?
La buena música me eleva. También lo hace la pintura o estar frente a una obra de arte.
Y el color, como en el caso de los cuadros de Jacanamijoy.

9. True Colors
Musicalmente, ¿a qué artista se siente cercana?
¡Admiro a muchos! ¡Son muchos! Pero Billy Holiday me embruja. Y Jobim me lleva a volar.

10. Gimme Shelter
¿En qué otros proyectos nuevos se refugia Flora ahora?
Estoy escribiendo el guion de la primera película que voy a dirigir, y el próximo guion de mi obra de teatro. También estoy preparando el repertorio de mi próximo disco.