Con la asistencia de 180 funcionarios públicos de la territorial Huila, Caquetá y Bajo Putumayo, se llevó a cabo el Seminario “El servidor público como constructor de la paz”. El evento fue presidido por el Delegado del Departamento Administrativo de la Función Pública y de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, Sebastián Guerra, la secretaria General de la Gobernación del Huila, Sandra Ximena Calderón y el director de la Territorial Huila, Caquetá y Bajo Putumayo, Ramiro Sánchez.
El seminario abordó los tres acuerdos a los que se ha llegado en La Habana: Reforma Rural Integral, Participación Política y Drogas Ilícitas.
Según el delegado del Departamento Administrativo de la Función pública, Sebastián Guerra “se ha llegado a tres acuerdos o tres borradores. El primero tiene que ver con una Reforma Rural Integral, con la que se busca garantizar los derechos de los habitantes del campo en sus múltiples horizontes y dinámicas desde un acompañamiento en lo social, en la infraestructura del campo, en el acceso y uso de la tierra. El segundo tiene que ver con la Participación Política y tiene que ver con una nueva apertura democrática para Colombia en términos de romper el vínculo entre armas y política, nueva participación ciudadana y fortalecer los sistemas electorales; y un tercer acuerdo concerniente a Drogas Ilícita, según Guerra, en este tema habrá un tratamiento diferencial del problema, tanto para los cultivadores, consumidores y narcotraficantes, estos últimos tendrán un tratamiento social, un tratamiento por salud pública a los consumidores y un tratamiento ya penal a los narcotraficantes”.
Según el director de la Territorial Huila, Caquetá y Bajo Putumayo, Ramiro Sánchez “Es muy importante socializar los acuerdos con los servidores bajo la premisa de lo que se está discutiendo en La Habana, tiene que ver con el qué de la paz, con el qué de los acuerdos, pero se hará en Colombia, con la participación de la ciudadanía en particular con la participación de los servidores del Estado dónde y con quienes se construyan los acuerdos, cómo implementarlos. Es fundamental que los servidores del Estado conozcan en primer lugar lo que pasa en La Habana, para que después entiendan sus responsabilidades, sus labores en esta coyuntura”.
Según lo expuesto en el seminario, la Esap tiene una labor muy importante en la que ya está trabajando desde la formación de los servidores actuales y los servidores futuros, en clave de paz, es decir en clave de descentralización, en clave de fortalecimiento territorial de agenciar la participación ciudadana. Estos serán nuevos saberes y nuevas habilidades que tiene que adquirir la administración pública y esa es una labor directa de la Esap.


Fecha: