Los habitantes del municipio de Gigante, Huila, lloran el desplome de la Ceiba de la Libertad, símbolo de esa localidad y del departamento, que estuvo en pie 170 años.
El gigantesco árbol fue plantado en 1851 en el centro del parque principal de la población por el entonces presidente José Hilario López, quien hizo la siembra como una forma de celebración de la abolición de la esclavitud en Colombia, según algunos historiadores. Bajo la sombra de la frondosa Ceiba de la Libertad generaciones de giganteños disfrutaron de desfiles, comparsas, conciertos, cabalgatas, ferias, fiestas, bazares y verbenas. El desplome del árbol generó hondo pensar y fue lamentado en redes sociales por personalidades opitas.
Con información de Blu Radio/Fotos Farid Sánchez-Hobo


Fecha: