Tres jóvenes de la Universidad Surcolombiana han emprendido desde hace dos meses un proyecto denominado ‘Habitantes en acción’, que tiene como propósito realizar un trabajo social con los habitantes de la calle dándoles una ayuda alimentaria. La fundación apenas está iniciando pero este grupo de universitarios se proyecta en grande.

Por: Cristian David Ordoñez Fuentes
Redacción Noticias Al Sur
Cada domingo, a las 7.30 de la mañana, con una bolsa de $5.000 de pan y un botellón de chocolate, un grupo de 12 adolescentes y jóvenes inician su recorrido por el centro de la ciudad de Neiva repartiendo este alimento a los habitantes de la calle que se encuentran en las alcantarillas. Muchos ya los conocen y los saludan de una forma amigable y calurosa frente a un nuevo día que comienza.
Su impulso es el de no ver de manera apática las problemáticas sociales que existen en nuestra sociedad y ayudar a todas esas personas que tomaron un mal camino, ofrecerles no sólo comida sino un apoyo personal y espiritual para que logren salir de ese mundo.
Daniel José Espinosa Gómezfue el que hizo surgir la iniciativa de crear la fundación. Dice que hay problemáticas en nuestra sociedad que muchos ignoran pero que ellos, por medio del trabajo que están haciendo, quieren mejorarla o al menos mitigarla.
“La iniciativa de crear una fundación fue de una charla porque yo normalmente salía solo y como a mí me gusta la obra social, entonces quise mirar cómo vivían los habitantes de la calle. Una vez salí de la universidad y compré 3.000 pesos en pan y los repartí acá en el centro. Repartí como a 4 o 5. Me di cuenta que muchos estaban durmiendo y preferían dormir para no aguantar hambre. Entonces le entregué el pan y se sentía una cosa indescriptible y la verdad me gustó mucho, así que empecé a compartir la idea con otra persona que de una se motivó, dijo que le gustaba la idea y la emprendimos. De ahí surgió esa iniciativa de ayudar a los demás”, expresó Espinosa Gómez.
Sin embargo, el camino no ha sido fácil, pues apenas el proyecto se está iniciando y en las jornadas que se realizan cada semana para ofrecer la ayuda a estas personas, les ha tocado sacar de sus propios recursos para comprar los alimentos.
“Por ahora estamos comprando el pan y el chocolate de nuestros propios recursos, recolectamos de nuestro fondos. Al principio iniciamos con una base de $4.000, $5.000 y salíamos con pan y chocolate. Ya más adelante comenzamos a comentarles a personas adultas y realmente les ha interesado el proyecto. Así nos han dado $ 50.000, entonces a medida de esto uno mira que la gente realmente quiere ayudar”, afirmó Daniel Espinosa.
Así mismo, otro de los fundadores de este proyecto, Gentil Javela Gómez, ha sido el que ha buscado la ayuda en la Alcaldía para que logren legalizarse como fundación. Cuenta que ha obtenido un apoyo en la Secretaría de Desarrollo Social y Comunitario que ha sido buena para las aspiraciones que tienen.
“Ya hemos tenido contacto con la Secretaría de Desarrollo Social y Comunitario. Entonces la idea es que comencemos a trabajar con ellos por ese objetivo, el cual es el beneficio del habitante de la calle o las poblaciones vulnerables, porque queremos ampliar nuestro campo de acción a esos sectores. Y nos hemos dado cuenta que si se hace un trabajo organizado, las personas pueden trabajar y podemos ayudarlas. Hemos recibido también ayuda de personas externas que nos han visto en Facebook y nos escriben por el chat, que les gustaría colaborarnos y que hasta el momento nos ha dado sustento para trabajar con los habitantes de la calle del centro de Neiva”, manifestó Javela Gómez.
Y agregó: “nosotros queremos ampliarnos y sabemos que hay muchas personas que nos quieren dar, pero piensan que tienen que dar mucho pero no, sólo se da lo que cada uno quiere, lo que su conciencia le diga. Estamos recibiendo ropa también. Así que el mensaje es dar para recibir y poder ayudar a estas personas que tanto lo necesitan”.

Funcionan bajo tres pilares
02 huella DSC01957
Bienestar social, medio ambiente y formación, son los tres pilares por los cuales la Fundación ‘Habitantes en Acción’ funciona y centra sus esfuerzos. Daniel Espinosa coordina la parte de bienestar social; Gentil Javela lidera la formación y Maicol Steven Méndez Losada, quien ha sido la persona que ha difundido el mensaje de la fundación, coordina el pilar del medio ambiente. Por esa razón, él, junto con los otros dos fundadores, quiere que el propósito por el que se mueven lo conozcan más personas.
“Quiero invitarlos a que se unan a nosotros porque esta es una problemática que afecta la sociedad hoy en día. Es algo que debemos tener en cuenta nosotros los jóvenes que más adelante vamos a tener las riendas del país y no podemos ser ajenos a estas problemáticas. Entonces el objetivo es que nosotros comencemos a pensar más en el prójimo y comencemos a fomentar este tipo de acciones que no sólo son de bien para estas personas que reciben la ayuda sino que son de bien para nosotros mismos, pues nos alimenta personal y espiritualmente y así mismo podemos dar ejemplo a las próximas generaciones que vengan después de nosotros”, declaró Méndez Losada.
Pero el impulso de estos jóvenes va más allá de la ayuda alimentaria que le dan cada domingo a estos sujetos inmersos en este mundo, pues Maicol Steven, al igual que el grupo de muchachos que los acompaña los une un solo objetivo: cambiar o mejorar la sociedad.
“Desde pequeño he querido hacer este tipo de obras de caridad; yo sería feliz si hiciera esto toda mi vida. El impulso de muchos es que ven el ejemplo de esta gente que no ha tomada buenas decisiones en su vida, y yo creo que les da un poco de pesar y lástima porque no quieren verse ahí y no quieren ver a un familiar suyo, a una persona cercana en esa situación. Entonces el impulso de nosotros es ayudar a esas personas, que nos convirtamos en esa mano para que esas personas no se sientan solas”, apuntó Maicol, quien coordina el pilar de medio ambiente.

Quieren dejar huella
Los jóvenes que lideran la Fundación ‘Habitantes en Acción’saben que el camino es largo y duro, saben que se presentarán obstáculos pero tienen claro que quieren crecer, legalizarse y ayudar a muchas personas no sólo de la calle sino a sectores vulnerables para que tengan una mejor calidad de vida. Por esa razón, cada uno expresó que quieren verse en un futuro con una sede propia y gestionando diferentes proyectos para el beneficio de la población neivana, huilense y colombiana.
Daniel José Espinosa Gómez: “a nosotros nos impulsa la labor social. A futuro esta fundación se ve ya a grandes cosas, donde estemos para generar proyectos con la Alcaldía, con el Gobierno y veamos dónde se hace el trabajo en realidad y que digan que esta fundación al menos hizo cambios en la ciudad. Queremos dejar huellas. El mensaje es que en nuestras manos está el futuro de esta sociedad y si nosotros no tomamos acción, nos quedamos en la intención de que vamos a ayudar o queremos ayudareso no nos servirá de nada”.
Gentil Javela Gómez: “la idea a futuro es transversalizar todo, que los habitantes de la calle en conjunto con la comunidad podamos trabajar para recuperar los recursos naturales, y pues de esta forma ellos (los habitantes de la calle) se estarían ganando su alimento y estarían trabajando para un bien común, que sería el medio ambientecon las jornadas de limpieza a las fuentes hídricas de la ciudad”
Maicol Steven Méndez Losada: “llevamos poco tiempo trabajando pero ya hemos conseguido contactos que nos han ayudado y pues en un futuro yo espero que la fundación esté ya conformada con su planta y todo. Y pues que no sólo la ayuda que brindemos sea a nivel departamental sino nacional. Lo que queremos es que la fundación crezca y se expanda”.


Fecha: