Historia  en Huila: 

Un proceso de articulación interinstitucional, entre la FAO, el ICA, el Ministerio de Agricultura y el SENA, derivó en la cualificación de 85 cacaoteros que hoy buscan proyectarse como empresarios del cacao.

Neiva. Ochenta y cinco cacaoteros huilenses tienen hoy la oportunidad de avanzar en la consolidación de su negocio, gracias a estrategias de formación, tecnificación y control fitosanitario que les permitirán elevar sus cifras de producción y comercialización, así como incrementar sus ingresos.

Estos cultivadores participaron en un proyecto integral de transferencia de tecnología orientado al fortalecimiento productivo del cultivo del cacao, con el enfoque de intensificación sostenible de la producción agropecuaria, estrategia liderada por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el SENA.

Las dos entidades, en asocio con el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) y el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, identificaron una población integrada por cacaoteros de Íquira, Paicol y Tesalia, municipios donde la actividad se desarrolla de manera artesanal, sin conocimientos técnicos, con múltiples problemas fitosanitarios (no hay control de plagas y enfermedades) y baja productividad (inferior a los 500 kilógramos por hectárea).

“La FAO es reconocida por ser una agencia de desarrollo, que entre sus líneas de acción busca estrategias para la producción que generen ingresos y empleo para las familias, y al mismo tiempo produzcan alimentos con prácticas y tecnologías conservadoras de los recursos naturales que hagan más sostenibles los sistemas productivos”, resaltó el representante de la FAO en Colombia, Rafael Zavala.

La acción de formación en Producción y Cosecha en el Cultivo de Cacao se convirtió para estas personas en una salida a muchas de las dificultades ambientales y económicas derivadas del inadecuado manejo de sus cultivos y, por supuesto, del desconocimiento de las técnicas conducentes a garantizar la sostenibilidad.

“Todo lo que venga del SENA y la FAO es bien llegado, por el prestigio que estas instituciones tienen. Esta capacitación nos dio luces y estamos tratando de mejorar”, expresó Martha Lucía Bastidas, integrante de la Asociación de Cacaoteros del Municipio de Tesalia.

Ella, al igual que sus compañeros, es consciente de los alcances de esta estrategia, la cual les ha permitido aprender a hacer los fertilizantes, controlar las plagas, mantener los cultivos con las podas al día y, por supuesto, cosechar buenos frutos.

“Además, nos han enseñado a conocer, aprovechar y valorar lo que tenemos. Lo que ganamos fue mucho: Conocimiento y formas más prácticas de hacer las cosas. Hoy sabemos que si sacamos un cacao de calidad, nuestros ingresos van a mejorar”, agregó.

Finalmente comprendieron que deben ver la finca como una empresa y dejar de ser cacaoteros para convertirse en empresarios del cacao.

“Desde el SENA estamos coadyuvando a construir la paz, atender el posconflicto, mitigar la pobreza extrema, mejorar los índices de calidad de la educación desde nuestro ámbito, disminuir el desempleo, contribuir a la competitividad de la región y generar procesos de innovación”, puntualizó el director Regional del SENA en el Huila, Luis Alberto Tamayo.

De acuerdo con la FAO, en el año 2050 la población mundial será de aproximadamente 9 billones de personas, lo que exigirá el aumento de hasta un 60 % en la producción de alimentos. El reto es optimizar el uso del suelo, considerando que la mayor parte de éste ya se encuentra utilizada, por lo que hay que lograr la intensificación sostenible de la producción agropecuaria.

Con este enfoque se busca producir más en la misma superficie de tierra, generar un aumento en el rendimiento de los cultivos, conservar los recursos, reducir los efectos negativos en el medio ambiente y potencializar el capital natural y el suministro de servicios del ecosistema.


Fecha: