Entre los municipios más afectados están Algeciras, Garzón, Gigante, La Argentina, Oporapa, Pital y Tarqui. Recuerdan que se encuentra vigente la Resolución 1447 del 22 de julio de 2014, la cual busca mitigar los efectos de la temporada seca y el fenómeno de “El Niño”.

El departamento del Huila se encuentra en alerta naranja. Presenta una amenaza moderada de ocurrencia de incendios de la cobertura vegetal en zonas de bosques. Entre los municipios más afectados están: Algeciras, Garzón, Gigante, La Argentina, Oporapa, Pital y Tarqui. El fenómeno de “El Niño” está presente, tal y como se había pronosticado. Es de intensidad débil, afecta principalmente las regiones Caribe y Andina y podría extenderse hasta Junio.
De acuerdo a esta información del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible –MADS- y el IDEAM, la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena –CAM- le reitera a los huilenses que la Resolución 1447 del 22 de julio de 2014 por la cual se restringe el uso y aprovechamiento de los recursos naturales renovables en el departamento del Huila como consecuencia de la temporada seca y el fenómeno de “El Niño” aún se encuentra vigente y se deben seguir las recomendaciones que ella contiene.

“El Niño”
El fenómeno de El Niño es un evento, que se presenta por la combinación entre el decaimiento de los vientos alisios y el aumento de la temperatura en el océano (Pacifico, que es en donde se desarrolla), al menos durante cinco meses continuos, según el Índice Oceánico del Niño (ONI-NOAA). Sin la presencia de estas dos anomalías no puede consolidarse un fenómeno de El Niño. En Abril, se cumplió ese quinto mes, en donde el océano se ha presentado 0.5° más caliente y los vientos han sido de constante fragilidad.
Este fenómeno ha coincidido con la primera temporada de lluvias del año, lo cual afectará principalmente la región Caribe y Andina presentando lluvias con promedio normal de la época, por lo que la vulnerabilidad de que los ríos tiendan a disminuir con niveles muy bajos, es reducida.
Según el informe emitido por el Centro de Predicciones Climáticas de la NOAA y el instituto Internacional de Investigación para el clima y la sociedad (IRI), de Estados Unidos, se explica que existe una probabilidad del 70% de que El Niño se prolongue hasta el mes de agosto, situación que coincidiría con la temporada semiseca de mitad de año en el país.

Por lo anterior, la CAM recomienda no bajar la guardia, estar atentos a la información emitida diariamente por el IDEAM, y tener en cuenta las siguientes recomendaciones:
 A la comunidad en general, a los turistas y caminantes; evitar el uso de la pólvora la cual puede ser un detonante para generación de incendios forestales, evitar las fogatas y quemas controladas, no arrojar colillas de cigarrillos, hacer disposición adecuada de residuos sólidos y basuras, especialmente de vidrios, plásticos y papeles, ya que pueden generar incendios de la cobertura vegetal.
 A los Consejos Departamentales y Municipales de la Gestión del Riesgo de Desastres, las autoridades ambientales y locales; mantener activos los planes de Gestión del Riesgo y Protocolos de Respuesta, con el fin de evitar la ocurrencia y propagación de incendios de la cobertura vegetal, especialmente en áreas de reserva forestal, ecosistemas estratégicos y del Sistema Nacional de Parques Nacionales Naturales y activar e implementar los Planes de Contingencia Municipales de Incendios Forestales —PCMIF-, para la prevención, control y restauración de las áreas afectadas, establecidos por el MADS, en el marco de la Ley 1523 de 2012.
 A los sistemas regionales y locales de bomberos; disponer de los elementos necesarios para la lucha anti-incendios y tener disponibilidad para atender y controlar los incendios de la cobertura vegetal que se generen en el departamento.
 A las empresas operadoras de acueductos y al público en general, vigilar las reservas de agua, planificar y usar adecuadamente el recurso para evitar desabastecimiento; a su vez las empresas prestadoras de servicios, deberán activar e implementar los Planes de Contingencia respectivos.
 Al sector agropecuario y forestal, tener en cuenta la reducción en la oferta hídrica, las temperaturas altas, el bajo contenido de humedad en el suelo, el mantenimiento de los sistemas de riego y la cobertura vegetal y el estado de los ríos, además de la implementación de los Programas de Uso Eficiente y Ahorro del Agua —PUEAA-, en cumplimento a lo establecido en la Ley 373 de 1997.
 Y a los ganaderos, buscar sistemas alternativos de abastecimiento de agua para los animales y acudir a la sombra de los árboles.
Foto: http://tesalia-huila.gov.co/