En lo corrido del 2019 se han registrado 233 incendios con 1.731 hectáreas afectadas, dejando algunos impactos ambientales en el departamento.

Redacción
Según el IDEAM, el departamento del Huila se situó durante los últimos días del mes de julio de 2019 en una categoría de alerta roja para la ocurrencia de incendios de cobertura vegetal en zonas de bosques, cultivos y pastos.
Y es que el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales-IDEAM advirtió que la segunda temporada seca se extenderá hasta principios de septiembre de 2019, temporada que se verá influenciada por las condiciones actuales de variabilidad climática como el fenómeno El Niño.
De acuerdo a los antecedentes de incendios forestales presentados en el departamento, se tiene que para el año 2015 se presentaron 810 eventos afectando 18.790 hectáreas, así mismo para el año 2016 se registraron 310 incendios afectando 7.539 hectáreas, en el 2017 se presentaron 311 incendios con afectación en 2.121 hectáreas, en el 2018 se presentaron 517 incendios forestares afectando 4.577 hectáreas.
En lo corrido del 2019 se ha reportado 233 eventos de incendios de cobertura vegetal con afectación en 1.731 hectáreas. Solo en esta segunda temporada seca del 2019 se han registrado 113 eventos de incendios de cobertura vegetal con 1.105 hectáreas, afectando principalmente los municipios de Aipe, Neiva, Rivera, Yaguará, y Gigante.
Cabe resaltar que esta segunda temporada seca tiene una condición especial, que son los vientos del mes de agosto, lo que permite que se propague con mayor facilidad el fuego.
Los incendios forestales alteran, degradan y destruyen los ecosistemas, afectando de manera severa la flora, la fauna y el recurso hídrico.
Organismos invitaron a toda la población del departamento del Huila a que sea consecuente con estos fenómenos de sequía y evite a toda costa realizar quemas, particularmente en cultivos, que de hecho es una mala costumbre de algunos agricultores y ganaderos de realizar quemas a cielo abierto y que pueden generar afectaciones, no solo a los predios vecinos, sino también al patrimonio y al recurso natural del departamento cuando estos incendios pasan a zonas boscosas.


Fecha: