Huila con apenas 28 puntos de 100 que mide el Índice Departamental de Innovación, que evalúa capacidades para innovación de departamentos, orienta decisiones de política pública sobre inversión en ciencia, tecnología e innovación, e identifica fortalezas y retos departamentales para mejorar su capacidad de innovar.

Redacción
Cundinamarca y Antioquia se confirmaron como las dos regiones líderes en el tercer Índice Departamental de Innovación de Colombia (IDIC), desarrollado por el Departamento Nacional de Planeación (DNP) y el Observatorio Colombiano de Ciencia y Tecnología (OCyT), que fue calculado para 31 departamentos, los cuales representan el 99,1 % del Producto Interno Bruto (PIB) nacional y el 99,9 % de la población del país.
“Estas dos regiones comparten lugar en el primero de cinco grupos, denominado de alto desempeño, por tener características superiores en formación de capital humano y capacidad de investigación, infraestructura, mercados, y negocios sofisticados. De igual forma, Cundinamarca y Antioquia presentan altos niveles de producción en conocimiento y tecnología, y productos creativos”, señalo Gloria Alonso, directora general del DNP.
Para esta tercera versión del IDIC se incluyó a los departamentos de Amazonas, Arauca, Vichada, Vaupés, Guaviare, Guainía y San Andrés y Providencia. Es la primera vez que Amazonas (29) forma parte del IDIC. Su mejor desempeño relativo se encuentra en el pilar de infraestructura, debido a la inversión para innovar, puntualmente en lo relacionado con desempeño logístico.

Resultados destacados
Cundinamarca presenta el más alto nivel de desempeño en términos de capacidades y resultados en innovación (75,0 unidades), así como de eficiencia para transformar insumos en resultados.
Antioquia mantiene las fortalezas mostradas en la versión anterior y permanece en el segundo puesto en el IDIC 2018 con 60,4 unidades.
En los departamentos con un nivel medio-alto de desempeño se encuentran Santander (51,7), Atlántico (49,9), Valle del Cauca (47,6), Risaralda (47,0) y Caldas (46,2). Este último retrocedió una posición frente a 2017. Los 20 departamentos restantes se encuentran en los grupos de desempeño Medio, Medio Bajo y Bajo.
Por otra parte, de los 26 departamentos que fueron medidos en 2017, doce (12) mejoraron su posición en el IDIC 2018 y un tercio del total se encuentra por encima del promedio nacional, de 32,4 puntos. Los departamentos cuya posición varió más fueron Nariño (casilla 14), que mejoró cuatro posiciones respecto al escalafón de 2017, y La Guajira (31), que perdió 6 posiciones. De igual manera, se resalta que Tolima (13), Nariño (14), Meta (15), Huila (16) y Norte de Santander (17) se trasladaron al grupo de desempeño medio y que Putumayo (24) pasó a formar parte del grupo de Medio Bajo, al ganar dos casillas.
A nivel de regiones en el país, Centro Sur y Amazonía ha demostrado los mayores avances en desempeño de sus sistemas departamentales de innovación. Entre 2015 y 2018 Putumayo y Caquetá avanzaron de niveles bajos a medio bajos, y Tolima y Huila de niveles medio bajos a medios.

​¿Qué es?
El IDIC identifica la innovación como el resultado de las interacciones entre diversos actores (empresas, instituciones generadoras de conocimiento, facilitadores y gobierno), condicionados por el entorno de cada departamento. En otras palabras, mide cómo un departamento y en especial sus instituciones, el sector privado y la academia, responden a los desafíos en innovación.

¿Cómo se calcula?
El IDIC 2018 está conformado por siete pilares: cinco se clasifican como “insumos” (instituciones, capital humano e investigación, infraestructura, sofisticación de mercados, y sofisticación de negocios), y los otros dos como “resultados” (producción de conocimiento y tecnología, y producción creativa). El índice mide los sistemas de innovación de los departamentos en una escala de 0 a 100, donde 100 es el puntaje más alto posible. Un puntaje alto indica una mayor capacidad de respuesta a los retos de innovación.

¿Para qué sirve?
Tiene tres propósitos: (1) Generar información comparable de las capacidades y condiciones para la innovación en los departamentos del país, permitiendo identificar los retos y las áreas de oportunidad. (2) Orientar con evidencia las decisiones de política pública en torno a la inversión en CTI. (3) Presentar un ranking que promueva la competencia y colaboración entre departamentos y el gobierno nacional, y la generación de una cultura de medición en innovación.


Fecha: