Bogotá, Antioquia, Caldas, Santander y Risaralda: las regiones más competitivas del país. El Índice Departamental de Competitividad 2016 de la Universidad del Rosario y el Consejo Privado de Competitividad incluye por primera vez en la medición al departamento de Casanare, ampliando el número de regiones a 26.

bp148-indice-departamental-de-competitividad-2016

Bogotá,
La cuarta edición del Índice Departamental de Competitividad (IDC), calculado por el Centro de Pensamiento en Estrategias Competitivas (CEPEC) de la Universidad del Rosario y el Consejo Privado de Competitividad (CPC), confirma por cuarto año consecutivo a Bogotá, Antioquia y Caldas como las tres regiones más competitivas de Colombia.
Esta versión del IDC se compone de 94 variables –cuatro más que el año anterior– agrupadas en 3 factores y 10 dimensiones de competitividad. Sin embargo, este año se fortaleció el pilar de medio ambiente y se cambió su nombre a sostenibilidad ambiental. De igual forma, el índice amplía su cobertura a 26 regiones, al incluir por primera vez el departamento de Casanare.

Resultados generales
Los cinco primeros puestos le corresponden a Bogotá, región que obtuvo un puntaje de 8,12. El segundo lugar lo ocupa Antioquia, departamento que alcanza una puntuación de 6,28. A Caldas le corresponde el tercer lugar con 5,96, seguido por Santander con 5,73 y, finalmente, Risaralda con 5,48.
Los departamentos que avanzan en este año son: Risaralda pasa del séptimo lugar al quinto. Así mismo, el departamento del Tolima mejora cuatro posiciones pasando del puesto 15 al 11. También se destaca el avance importante que registra el departamento de Córdoba al lugar 13 frente al 17 del año pasado. Huila por su parte, aumenta una posición y este año ocupa el lugar 15. Igualmente, Nariño asciende cuatro puestos pasando al lugar 17. Finalmente, Cesar incrementa una posición terminando este año en el lugar 19.
De otro lado, los departamentos de Cundinamarca, Boyacá, Atlántico, Quindío, Cauca, Norte de Santander, Magdalena, Caquetá, La Guajira, Putumayo y Chocó, no presentan variaciones en 2016 respecto a 2015.
Los departamentos que pierden posiciones frente a 2015 son: Valle del Cauca, que pasa del quinto lugar al séptimo. Bolívar pierde una posición, ubicándose en la décimo segunda posición en 2016. El departamento del Meta desciende cuatro lugares pasando de la posición 12 en 2015 a la 16 en 2016. Casanare por su parte, pierde siete puestos y pasa al 20. Y Sucre desciende dos posiciones y ahora se encuentra en la posición 21.
Según Rosario Córdoba, presidente del Consejo Privado de Competitividad, a través del Índice Departamental de Competitividad “se consolida un instrumento robusto para identificar cambios en las brechas competitivas del desempeño territorial. Esperamos que este indicador se convierta en insumo o continúe sirviendo como herramienta para la toma de decisiones en materia de políticas públicas en las regiones”.
Por su parte, Saul Pineda Hoyos, director del Centro de Pensamiento en Estrategias Competitivas (CEPEC) de la Universidad del Rosario, señaló que “a lo largo de las cuatro versiones del IDC obtuvimos lecciones valiosas de la importancia de contar con un instrumento que evidencie los avances en materia de competitividad territorial. De hecho, 12 de los 24 departamentos que ya han sido evaluados, lo han adoptado en los planes de desarrollo aprobados este año para establecer metas de mejora en indicadores clave de su desempeño competitivo, lo cual nos da una muestra clara de la utilidad del índice”.
Es importante señalar que este Índice aún no incluye siete departamentos del país, debido a la falta de continuidad de información para la medición. No obstante, en esta versión se presenta un índice adicional que permite hacer un análisis de la competitividad en los 32 departamentos.