“Desapareció un actor de reclutamiento, pero no los factores”, dicen las autoridades. Revelan que de 2002 a la fecha en el Huila han logrado la desvinculación de 169 niños, niñas y adolescentes.

En el departamento del Huila se realizó la Primera Mesa de Apoyo a la Judicialización en Prevención del Reclutamiento Ilícito de Menores y su Instrumentación en la Comisión de Delitos, acto que es liderado por el Ministerio de Defensa y que se llevó a cabo en las instalaciones de la Novena Brigada del Ejército.
Durante el evento, los participantes, instituciones comprometidas con el cumplimiento de los derechos de niños, niñas y adolescentes, permitieron evidenciar que este es un tema que se mantiene vigente, a pesar de la desmovilización de las Farc y las acciones para contrarrestar este flagelo.
“El reclutamiento ilícito se sigue presentando aún en muchas áreas donde está el Eln, donde hay presencia de bandas criminales y los Grupos Armados Organizados Residuales. Con la desmovilización de las Farc desapareció un actor, pero no los factores; un menor de edad puede ser reclutado porque en casa le pegan, porque le hacen bulling, por falta de acceso a la educación, por falta de acceso al servicio de salud o de escenarios para el aprovechamiento del tiempo libre”, aseguró Carlos Enrique Lasprilla Villamizar, asesor de prevención de reclutamiento de Niños, Niñas y Adolescentes.

Ante la situación es evidente la necesidad de continuar adelantando acciones interagenciales para la prevención y judicialización de los responsables o determinadores del reclutamiento y utilización de los menores de edad.
“Los reclutadores de nuestros niños, niñas y adolescentes, están vinculando los menores a prácticas como el narcotráfico, la extorsión, la minería ilegal y otra seria de actividades ilícitas que hacen parte del conflicto, primero porque los menores de edad son inimputables hasta los 14 años y antes de los 18 tienen un tratamiento jurídico especial y segundo porque son fáciles de engañar; las técnicas de seducción siguen vigentes, son diferentes de un grupo a otro, pero todos se aprovechan de los factores de riesgo para vincularlos a estas actividades ilícitas”, aseguró el asesor del Ministerio de Defensa.
Por lo anterior la importancia que el Estado colombiano y las instituciones sigan trabajando no solamente para investigar el delito, para profundizar en los actores, sino también para desarrollar acciones de prevención ante los factores de riesgo, máxime si se tiene en cuenta que las estadísticas de utilización ilícita son muy grandes y aunque se avanza en el tema, se desconoce cuántos menores han estado vinculados al conflicto, cuando han muerto y cuantos aún permanecen en las estructuras ilegales.
“Se están desarrollando acciones interinstitucionales de investigación, de asociación de procesos, de seguimiento a esas organizaciones criminales, por eso es tan importante que la ciudadanía denuncie, hay muchas formas de denunciar, para el caso de la Novena Brigada tenemos la línea gratuita 147, a través de las redes sociales de la Fiscalía, la Defensoría, el ICBF; estamos previniendo el delito en la medida que denunciemos, porque así se le facilita más a la autoridad hacer su labor, ya hay estadísticas de sentencias condenatorias en muchos departamentos, es importante seguir persiguiendo este delito para evitar que los niños sigan vinculados a actividades ilícitas”, concluyó el funcionario.