A la comunidad educativa se le enseña la preparación de abonos orgánicos elaborados con residuos vegetales y estiércol de bovino. Así mismo, aprenden el proceso de siembra de productos como el cilantro y cebollín.

La Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena CAM en coordinación con el personal técnico del proyecto Cuenca Río Las Ceibas,inició con los estudiantes y docentes de las Instituciones Educativas Rurales Platanillal y Chapuro, la conformación de grupos de vigías ambientales para la implementación de huertas escolares en la parte alta del afluente.
Esta iniciativa que vincula a los estudiantes de preescolar, primaria y secundaria de la zona rural, se ha convertido en un espacio de formación e integración entre la comunidad educativa y el medio ambiente.
A los estudiantes se les enseña la preparación de abonos orgánicos elaborados con residuos vegetales y estiércol de bovino. Así mismo, aprenden el proceso de siembra de productos como el cilantro y cebollín y conocen las condiciones requeridas para la preparación eficiente del abono y el seguimiento a la temperatura de la pila en el compost.
“El compromiso es continuar apoyando y fortaleciendo estos grupos que a su vez están trabajando con responsabilidad en el cuidado y protección de los recursos naturales”, expresó María Lucia Cleves Castaño, profesional Social Proyecto Ceibas.
Con estos vigías que se están formando en las instituciones educativas rurales del departamento, la CAM quiere implementar la seguridad alimentaria como medida de adaptación al cambio climático, articulada a la conservación de la Cuenca hidrográfica del Río Las Ceibas.
Joven estudiante preparando la huerta escolar.


Fecha: